tarjetascredito

Una joven de 21 años fue procesada sin prisión por el delito de estafa y deberá guardar arresto domiciliario por disposición del juez penal de 2º Turno. Se trata de una uruguaya de iniciales I.L.L. de 21 años, a quien se acusó de la presunta comisión de reiterados delitos de estafa. La mujer tendrá que cumplir el arresto domiciliario los fines de semana desde las 13.00 horas del sábado hasta las 23.00 horas del domingo por el lapso de 5 meses.

I.L.L. fue denunciada hace una semana, el pasado 2 de setiembre, por una señora de 52 años que se presentó en la Seccional 1ª. La mujer explicó que había realizado una extensión de una tarjeta de crédito para su hija y que recientemente constató que una compañera de trabajo de la chica se hizo de la tarjeta y realizó compras vía telefónica en la capital del país.

Inmediatamente se investigó el hecho y fue ubicada la denunciada, que se domicilia en la ciudad de San Carlos. Una vez recabadas las pruebas y averiguaciones correspondientes, la acusada fue expuesta ante la justicia competente con el resultado de marras.

Contenido publicitario