A través de la unión del sector público y el privado, el alcalde, Javier Carballal reunió a la Junta Nacional de Drogas y la Corporación Gastronómica de Punta del Este, para beneficiar a merenderos del barrio Kennedy.
Según explicó el jerarca, el Municipio aportará la materia prima para que chefs de la corporación capaciten a unos 20 jóvenes que buscan recuperarse y salir del consumo de droga.
Esa capacitación permitirá la elaboración de pan, bizcochos y tortas, que serán destinadas a los más de 140 niños que asisten a merenderos del Kennedy en forma diaria, uniendo así capacitación y solidaridad.
Mediante un convenio que regirá durante tres meses, dado que los jóvenes van a ir rotando, se generará una actividad necesaria para mostrarles una ruta de salida a la problemática que sobrellevan, explicó Carballal.
El alcalde señaló que habrá clases una vez por semana, durante tres horas, para que expertos en el arte culinaria de la corporación gastronómica, puedan capacitarlos. Lo elaborado será destinado a la merienda en el barrio Kennedy.

Puesta en valor
La iniciativa, explicó el jerarca, nace de una visita al centro, donde las autoridades le señalaron la importancia de generar actividad para los jóvenes.
De esta manera se pondrá el valor la capacitación, el trabajo y la solidaridad.
Los jóvenes, que se mostraron deseosos de comenzar a aprender, también concurrirán a los comedores del Kennedy para preguntarle a los niños, que otras cosas les gustaría comer a la hora de la merienda y así poder elaborarlas.
La actividad, que será en el centro El Jaguel, trabajará en modo taller, con quienes están internados y después de la preparación se hará un aporte a la sociedad dijo la encargada del Centro de Tratamiento de Adicciones “El Jagüel” de Punta del Este, Tatiana Scavone.