martillo

 

La Suprema Corte de Justicia se expidió en estos días y puso fin a un juicio laboral que se había iniciado en 2009, entre una empresa de recolección de residuos y su centenar de empleados. De todos modos, este podría no ser el final de la historia. La firma ya había adelantado que no estaba en condiciones de abonar lo que reclamaban sus trabajadores. En ese caso, merced a la controvertida ley de responsabilidad penal empresarial, podría ser la IDM, o sea, el dinero de los contribuyentes, el que terminara arreglando todo. La empresa litigante trabajaba contratada por la Intendencia.

Se trata de un juicio que comenzaron en 2009 un centenar de trabajadores de una empresa de residuos privada.

El abogado, Gonzalo Sánchez, que patrocinó la demanda contra la empresa de limpieza, dijo ayer a FM Gente, que los trabajadores reclamaban por la cantidad de horas que deberían trabajar los empleados. A su juicio, eran 44 y no 48 horas semanales.

De todos modos, los operarios recordaron que la firma ya había adelantado que si perdía, no pagaría nada porque darían quiebra. Además, comentó que los funcionarios descansaban un día cuando les correspondían un día y medio. Ahora lo que no descansaron se debe compensar.

Tercerizado
Según dijo ayer FM Gente, la demanda tiene un monto importante por el tiempo que duró el juicio, más multas y recargos.
Se trata de una empresa que en su momento, ganó una licitación en la IDM. El abogado afirmó que si la empresa no se hace cargo, por la ley de tercerizaciones puede tener que afrontar la deuda la comuna.
Uno de los trabajadores, Alejandro Morena, dijo también a FM GENTE, que por la lucha que llevó adelante como delegado de los trabajadores fue dado de baja hace dos meses. Asimismo, indicó que la firma siempre intentó comprar con dinero o puestos jerárquicos a los integrantes del sindicato.
Morena comentó que la mitad de los que siguen en la empresa están comprendidos en la demanda; la otra mitad fue desafectada, se fue o incluso falleció.
También recordó que intentaron negociar con la empresa antes de llegar a un juicio, pero dijo que la directiva se negó por “soberbia”. Según Morena, dijeron que no iban a pagar nada y amenazaron con dar quiebra e irse de la zona si perdían.

Contenido publicitario