Junta Departamental otorgó anuencia para la construcción del “Delamar Suites Hotel”

 

A fines del próximo año La Barra contará con un complejo hotelero de lujo ubicado a corta distancia de los puentes ondulantes sobre el arroyo Maldonado. El nuevo hotel, que tendrá una superficie total de 3.380 metros cuadrados, estará dividido en suites de 55 m2 cada una.
En la planta baja tendrá diez suites además de los servicios, entre los que se encuentra un restaurante con pileta y otras amenidades para uso de los huéspedes. Las restantes tres plantas tendrán entre nueve y once suites dotadas de todo tipo de comodidades, aptas para su uso en todas las estaciones del año.
La Junta Departamental de Maldonado concedió, en la noche del martes, la anuencia solicitada por el intendente Enrique Antía para la construcción del complejo hotelero en la ribera Este del arroyo Maldonado. El expediente ahora será enviado a la administración del intendente Antía para notificar al solicitante y además preparar una serie de documentos notariales para escriturar un predio a favor de la Intendencia de Maldonado.

Anuencia
El pedido de anuencia fue votado por 24 ediles en 29 presentes, con los votos de los dieciséis legisladores oficialistas y los ediles que responden al diputado Darío Pérez, entre otros presentes en la sesión del martes por la noche y la oposición de los dos ediles que responden al diputado Oscar de los Santos. La votación es un calco de las registradas durante la presente administración que habilitó complejos en la costa del departamento.
En este caso se trata del permiso concedido a la administración para habilitar la construcción de un hotel en lugar de un edificio de apartamentos.
“La marca es local porque Delamar hace catorce años que está presente como algo de primer nivel. Por eso no acordaremos con ninguna marca hotelera. El management será local y trabajaremos con inmobiliarios del lugar. Queremos que Delamar sea una marca exclusiva de la zona. Una marca local que represente las mejores características del lugar”, explicó Enrique Etchebarne Bullirich, responsable del proyecto.
“El complejo trabajará durante todo el año. No cerrará nunca sus puertas. Apostamos a la zona y a la gente del lugar para concretar un producto de excelencia que guste a los clientes de todas partes del mundo”, enfatizó Etchebarne Bullrich. El desarrollista indicó que los clientes del restaurante tendrán cuarenta lugares para estacionar dentro del predio del complejo.
“Las habitaciones no serán menores a los cincuenta y cinco metros cuadrados de superficie para permitir ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de alojarse en La Barra durante todo el año. No solo en el verano. Porque, ¿cuál es el problema de alojarse en La Barra en baja temporada? Si te alojás en La Barra y el hotel no tiene una kitchenette en el invierno es muy complicado porque no hay restaurantes abiertos de noche. Nuestro establecimiento brindará todos los servicios que los visitantes exigen para un lugar como La Barra”, afirmó el desarrollista.

La inversión
La inversión demandará alrededor de 14 millones de dólares y las obras comenzarán en los próximos meses, una vez que se definan una serie de escrituras de cesión de predios acordados entre el privado y la Intendencia de Maldonado. “Este acuerdo permite, además, ordenar toda esta zona porque ahora la población de Maldonado podrá acceder de forma libre a un predio de más de cien metros de largo sobre la avenida Eduardo Víctor Haedo”, explicó.
El hotel se construirá en la padrón 15.001 de la manzana 80 delimitada por la avenida Víctor Haedo y el arroyo Maldonado, a poca distancia de su desembocadura en el océano Atlántico. El predio tiene una superficie de 1.320 metros cuadrados y es lindero al edificio Delamar, propiedad de la misma empresa que gestionó el permiso para construir el complejo hotelero.

Cesión de predio
La solicitud para construir el hotel fue acompañada por la propuesta de la empresa de escriturar a favor de la Intendencia de Maldonado del padrón 16.044, que tiene una superficie de 1.311 metros cuadrados con un frente de 109 metros sobre la avenida Eduardo Víctor Haedo.
La cesión del citado predio a favor de la comuna fue contra la desafectación del pasaje de 10 metros que separa al padrón donde se levantará el hotel del terreno contiguo, donde se encuentra el edificio Delamar.
La votación del pasado martes pone, a su vez, fin a un largo proceso de trámites que se remontan a la primera gestión del intendente Enrique Antía —2000-2005— y las dos siguientes del entonces intendente Oscar de los Santos —2005-2015— cuando se produjo, entre la firma propietaria del inmueble y la administración una serie de diferencias que dilataron en el tiempo los permisos correspondientes.
El canje del predio de diez metros de frente existente entre el edificio Delamar y el nuevo hotel por el padrón 16.044 tendrá un costo de unos 100 mil dólares para el desarrollista.
“Tenemos que pagar esa cifra. Está bien. Lo aceptamos. Ahora el lugar tendrá el orden necesario donde quedará claro qué es público y qué es privado. Y la población tendrá un terreno de más de 120 metros de largo para acceder al arroyo para pescar, tomar sol o practicar deportes”, enfatizó el empresario. “Es algo muy importante para ambas partes”, agregó.