La Junta Departamental de Maldonado comenzó a donar a distintas escuelas e instituciones del departamento, dos colecciones completas de libros infantiles que abordan la temática de la inclusión y que fueron realizados enteramente por Carlos García, un ex maestro y actual funcionario de la corporación. Según explicó el autor del libro, el objetivo fue crear un material que permitiera abordar la inclusión en el aula de una manera natural, “dignificando la realidad de las personas con discapacidad, no victimizándolas”. Para la realización de los libros, Carlos apeló a su conocimiento didáctico y a su experiencia trabajando con el tema discapacidad, se informó.
A través de cada uno de los cuatro libros, el autor refiere al autismo, al Síndrome de Down, a la ceguera y a la discapacidad motriz. “Cada uno habla de un niño que se enfrenta a una situación de desafío y la persona que aparece para ayudarlo es una persona que tiene una discapacidad y que le aporta a su vida positivamente”, explicó García.
Al enterarse de la iniciativa, desde la Junta Departamental, presidida por el nacionalista Adolfo Varela, decidieron adquirir varias colecciones completas para donarlas a 25 instituciones educativas y asociaciones vinculadas al tema. “Creemos que esta iniciativa es un aporte importante para la inclusión y para que los niños entiendan, desde otra óptica y a través de libros infantiles, lo que es la inclusión”, expresó Varela.
Según informó el presidente de la Junta, tras la solicitud de varios maestros, llevarán una colección a la biblioteca departamental para que niños de escuelas rurales también puedan acceder a ellos. “Nuestra intención es que esto vaya incrementando y que, si se puede, a través de interesados, se agrande la colección y se impriman más. Pretendemos hacer un aporte a la sociedad y a la vez potenciar el trabajo de un compañero, un funcionario público de la Junta Departamental. Tenemos gente que, aparte de su función, está haciendo cosas muy buenas para la sociedad y hay que apoyarlas”, indicó el presidente del ente.

Costos
Los protagonistas de las historias están inspirados en personas reales que el autor conoció y tanto el costo de la producción como la impresión de los primeros cuatro libros de la colección fueron asumidos por García. “Cuando la causa es buena, uno se siente motivado. Y hoy me siento muy feliz porque estos cuentos nacieron para llegar a las escuelas, para que los niños tengan contacto con esta realidad, y cuando tengan un compañero, un docente, un familiar o un vecino en algunas de estas circunstancias se sientan sensibles a la situación, la aborden adecuadamente y observen qué pueden aprender de ellos. Creo que la inclusión tiene que partir desde la más tierna infancia”, aseguró García.
Y agregó: “Es muy significativo para mí, como maestro e hijo de la escuela pública, tener hoy la oportunidad de devolver un poco de lo que la escuela hizo por mí”, indicó el autor y agradeció a la Junta por haber posibilitado que su material llegara a las escuelas.
En tanto, la inspectora departamental de Primaria, Gisel Cardozo, valoró el tiempo y el esfuerzo que el funcionario le dedicó a los libros. “La inclusión que es un tema que nos preocupa a todos, tanto desde las escuelas públicas como de las instituciones privados, y contamos con escaso material para trabajar en ese tema en la comunidad educativa. Por eso es muy valioso el material que él aporta”, expresó la inspectora y remarcó la necesidad de que el material pueda llegar a las escuelas del resto del país.

Contenido publicitario