Los vecinos residentes en la zona aledaña a Laguna José Ignacio se rebelaron contra la decisión de la administración Nacional de las Usinas y Transmisiones Eléctricas de instalar en el lugar dos usinas transformadoras de energía de alta tensión, y dos líneas de conducción para las mismas.
“Somos cuidadores, visitantes y vecinos de la Laguna de José Ignacio, y promovemos la conservación de todo el territorio que la constituye como hábitat. Nos preocupa y ocupa, en estos momentos, un proyecto de UTE que está comenzando su ejecución en nuestro querido territorio. Se trata de dos usinas transformadoras de energía de alta tensión, y dos líneas de conducción para las mismas hacia José Ignacio, con alturas que superan los trece metros, y que se proyecta que atraviesen campos linderos a la Laguna de José Ignacio, cercanos al Camino de Medellín”, afirman los vecinos, que en las últimas horas comenzaron a juntar firmas en el sitio change.org para oponerse a esta decisión.
“Si dicho proyecto de UTE se efectúa tal cual está considerado, somos conscientes que la realidad paisajística, así como la flora y la fauna (por verse alterado su hábitat) se verán ampliamente afectados. También se generará una considerable contaminación lumínica en la noche, en atención a que los edificios de los transformadores y las antenas, por razones de seguridad deberán estar iluminadas. Igualmente, se generarán ruidos molestos, y posiblemente contaminación electromagnética que emane de los cableados”, agrega el documento elaborado por los vecinos.

Soluciones alternativas
“Somos conscientes que la energía debe de llegar a todo el territorio, pero no bajo el perjuicio de la Naturaleza si existen soluciones alternativas. Por ello, buscamos e imploramos que se utilicen asentamientos y trayectos que ya han sido transformados por el hombre, como ser zonas más construidas, caminos, y carreteras nacionales o departamentales”, sugieren.
“La Laguna de José Ignacio es un sitio que se caracteriza principalmente por salvaguardar el descanso de aves migratorias de todo el mundo, algunas incluso en peligro de extinción, así como ha sido elegido por un turismo que busca la contemplación de la naturaleza. Hemos tomado conocimiento que la obra posee Autorización Ambiental Previa otorgada por la DINAMA. No obstante, no posee estudio de impacto ambiental, pues cuando UTE ingresó a DINAMA el proyecto para el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, fue categorizado por UTE como proyecto categoría A (de poco impacto). Por ende, no solo no se han realizado estudios socio ambientales pertinentes, sino que la comunidad no hemos tomado conocimiento del proyecto ni de los hechos que posiblemente alterarán tanto nuestro ámbito territorial, sino recién hasta haber constatado por nuestros propios ojos unos contenedores en un campo, y habernos acercado a preguntar sobre qué estaba sucediendo”, agregaron.
“Por todo lo expuesto, solicitamos la relocalización de esta Usina Transformadora de Energía y su correspondiente cableado hacia otra zona donde no afecte la morfología del lugar ni de sus habitantes (humanos y no humanos)”, finalizaron los vecinos.

Foto: Playero Rojizo fotografiado en la laguna de José Ignacio por A. Pons.

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

  1. Estoy totalmente de acuerdo con la postura de los vecinos de José Ignacio eso sería una contaminación paisajística del lugar que está muy valorarizado por su entorno natural . Yo se lo que digo soy guía turístico regional de Punta del Este y se el enorme valor que tiene esa zona elegida por multimillonarios no solo regional también internacional. Hay varios de ellos que están entre los primeros 30 lugares según el rating de la revista Forbes.

Comments are closed.