clausurasdgi (Copiar)

La Dirección General Impositiva (DGI) analiza por estas horas unos 200 casos derivados de inspecciones realizadas en la zona costera en los que “eventualmente” se podría pedir a la Justicia la autorización para clausurar sendos negocios en la próxima temporada turística, dijeron ayer al diario El País fuentes del organismo.

Durante la primera quincena de enero, una dotación de 130 inspectores de la DGI se desplegó en Colonia y los balnearios de Canelones, Maldonado y Rocha, para realizar unas 5.000 inspecciones a 4.000 empresas, indicaron las fuentes. La diferencia entre inspecciones y empresas, radica en que en algunos casos se visitaron más de una vez los establecimientos. “Son 1.000 empresas más” las visitadas que en igual período del año pasado, indicaron las fuentes de Impositiva.

Allí hay “200 casos” en donde no culminaron las actuaciones de fiscalización y que “eventualmente” podrían derivar en la solicitud a la Justicia de la autorización para clausurarlos en la próxima temporada, agregaron. Eso no significa que haya “200 pedidos de clausura”, pero sí que a priori hay “presunción” de que hay méritos para solicitar los cierres temporales.

Las fuentes señalaron que el organismo puso el “foco” en “irregularidades” en el arrendamiento de vehículos y de inmuebles, “inclusive” en algunos casos denunciadas por actores formales de esos sectores.

Autorizados

Según las fuentes del matutino, en la primera quincena la DGI procedió a clausurar 20 comercios de balnearios costeros tras recibir la autorización de la Justicia para el procedimiento.

El subdirector de Rentas, Álvaro Romano, había dicho semanas atrás a Telenoche 4 que el cierre de los negocios se debió a irregularidades constatadas en inspecciones el verano pasado y su reapertura en la actual temporada.

A su vez, había señalado que como es habitual se puso en práctica un procedimiento especial con los “comercios golondrinas” (aquellos que actúan solamente en verano), para exigirle el pago anticipado de impuestos. La DGI no tenía ayer cifras cerradas sobre cuánto fue el monto recaudado en estos comercios.

Los inspectores de la DGI continuarán con su fiscalización en la costa uruguaya hasta fin de este mes.

 

Contenido publicitario