Desidia, abandono, maltrato. Son cosas que según la edila frenteamplista Cristina Pérez están ocurriendo a diario en el refugio de mascotas de la comuna que funciona sobre la Ruta 39. En una exposición realizada este martes en el legislativo departamental, la edila pidió que su denuncia fuera enviada de forma urgente a las autoridades competentes y se mostró dispuesta a presentar una demanda penal para proteger a los animales.
“He visto fotos y videos del maltrato impresionante que tienen los animales que están ahí. Es inhumano. La gente que trabaja ahí no está calificada (…) porque para cuidar animales hay que sentir al animal y no tiene que ser nada más un funcionario que vaya a cobrar el sueldo”, señaló la legisladora. De hecho, dijo que alguno de los empleados “ni van” a trabajar como les corresponde.
“Es impresionante el maltrato que hay. (Los animales) se comen entre ellos. Los cachorritos se mueren con las madres. Es dantesco lo que pasa en ese refugio”, insistió. Dada la situación, la representante pidió que su denuncia pasara a diversas comisiones de la Junta Departamental que tienen injerencia en el tema. También solicitó “que los ediles visiten en forma sorpresiva” el lugar “para que no haya tiempo de maquillar al refugio”. A su juicio, en calidad de funcionarios públicos los ediles “tienen la obligación de ir y actuar” en esa dependencia.

Que se investigue
Pérez pido que sus palabras fueran elevadas al asesor letrado de la Junta Departamental, Miguel Loinaz, “para que me asesore y me informe qué camino judicial se puede seguir a través de este cuerpo para amparar a estos animales y tomar las medidas pertinentes para que se cumpla la ley 18.471 (de Bienestar Animal)”. Según el artículo 6 de esa norma, “los circos, los jardines zoológicos, los centros recreativos, los refugios, los criaderos, los centros de rehabilitación, los albergues y los centros de entrenamiento, públicos y privados, deberán mantener a los animales en condiciones que contemplen las necesidades básicas de asistencia sanitaria, espacio, medio ambiente, higiene y alimentación de la especie que corresponda”, recordó. Pérez destacó que eso “no está sucediendo en este refugio municipal”.
También pidió notificar el caso al intendente “para que se investigue administrativamente el funcionamiento de dicho refugio y al director de Higiene de la Intendencia de Maldonado”.
Pérez dijo que no se puede permitir que ocurra lo denunciado y recordó que el refugio es solventado con dinero que aportan los contribuyentes. De ser necesario, agregó, mostrará “las fotos, los videos y las grabaciones de algunas conversaciones” de los funcionarios del lugar, que dijo tener en sus manos. También añadió que el mensaje del asesor letrado se produzca de forma “urgente”. “Si veo que en dos o tres días no tengo la respuesta del asesor yo personalmente lo voy a llamar por teléfono”, indicó. “Voy a llevar (este tema) hasta las últimas consecuencias. Si la Junta no toma medidas yo, si tengo posibilidades de ser asesorada y hacer denuncia penal contra esto, lo voy a hacer, porque hay una ley que me ampara y hay una ley que ampara a los animales”. Elevando la voz mientras avanzaba en su discurso, la legisladora señaló también que los funcionarios del lugar “no son competentes para trabajar” con los animales y por eso “los maltratan de una forma sistemática”.
“No se pueden imaginar cómo están (los animales). Los medicamentos se tiran por estar vencidos porque no se los proporciona, no se los cura. No se les cura la sarna, no se les cura nada, los cachorritos se mueren, están bajo agua. Es impresionante”, agregó.
Al final de la exposición, el edil Leonardo Delgado pidió que las palabras de la legisladora fueran enviadas “a la Fundación a ganar, porque hay funcionarios que están ahí que tendrían que trabajar y no van y que son de la Fundación a Ganar”. La fundación pertenece a una iglesia evangélica que apoyó listas nacionalistas del actual intendente.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre