La Escuela de Alta Gastronomía de UTU en Punta del Este es la única del país que conjuga formación profesional con experiencia laboral para 200 estudiantes, destacó la página web de Presidencia tras la visita al lugar de las autoridades educativas del país, incluyendo a María Julia Muñoz, titular del MEC. El sitio destacó que en verano el restorán funciona 14 horas diarias y en invierno ofrece almuerzo y servicio de té los fines de semana, además de eventos privados con agenda llena todo el año. Trabajan 16 becarios remunerados, jefes de sala y cocina, y coordinador de producción, indicó.
El parador Pedro Figari, de la rambla Claudio Williman y Naciones Unidas, es la sede de la Escuela de Alta Gastronomía del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP-UTU). Allí los estudiantes de propuestas educativas vinculadas al área desarrollan sus prácticas laborales, según la etapa de la carrera en que se encuentren. La experiencia incluye atención al público y cocina, tanto en formato de restorán como de servicios para eventos privados. Muchos estudiantes vienen de otras partes del país.
La agenda de actividades de este 2019 está completa, a un ritmo de tres eventos semanales. En invierno funciona los días sábados y domingos. Trabajan 16 becarios remunerados, dos jefes de sala y tres de cocina, además de un coordinador de producción.

Casorio
El año pasado la escuela emprendió un proceso de transformación y mejora edilicia que incluyó la remodelación total de la cocina, la zona exterior del parador y baños a nuevo. En el correr del 2019 se actualizará la zona comercial, incluyendo el mobiliario de salón.
Al respecto, el presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, reconoció el alcance nacional e internacional de esta propuesta, pues circulan por la experiencia educativa profesional tanto estudiantes y docentes de distintos puntos del país como extranjeros que viajan a Uruguay para realizar sus prácticas. La mayoría de esos estudiantes provienen de Brasil, pero Netto recordó a la delegación francesa que también visitó la escuela.
Netto definió al lugar como “un centro referente” en su especialidad, que además destaca por su ubicación privilegiada en la costa uruguaya. “Esto es muy simbólico, porque en el período anterior el Estado y el gobierno departamental acordaron la instalación del centro; luego, en este período se sostuvo, pese a algunas dificultades”, apuntó.
También calificó al centro como una “vidriera”, que permitió dejar de lado la antigua imagen de la educación pública, sobre todo la técnica, que históricamente se ubicaba en un viejo galpón o en una casa antigua. A esto se suma el prestigio de sus cursos y carreras y la calidad del servicio que se brinda. Mencionó como ejemplo de esto la reciente realización de una boda de dos ciudadanos europeos (alemanes) que eligieron el salón y el servicio de esta escuela para celebrar su unión.

Foto: presidencia.gub.uy

Contenido publicitario