plazaartesanos3

Este jueves 15 de diciembre la Feria de la Plaza Artigas de Punta del Este celebrará sus 50 años y como cada 15 de diciembre se dará por iniciada la temporada. El acto respectivo comenzará a las 20.30 horas en la Plaza Artigas. Según se sabe, la feria comenzó informalmente en los años sesenta cuando un grupo de jóvenes se colocó a vender sus productos artesanales sobre mantas que despegaban bajo las palmeras que dan sobre la avenida Gorlero. Para ese entonces, todo aquel que vistiera informalmente, tocara la guitarra y tuviera el pelo largo era considerado un auténtico “hippie”.

En la actualidad, el lugar alberga a 150 artesanos titulares, algunos de los cuales son segundas y terceras generaciones de quienes iniciaron la feria. Entre quienes exponen su productos hay cuatro Premios Morosoli y varios que tienen cuarenta años de trabajo y hasta noventa de edad. Este jueves habrá reconocimientos por trayectoria para Ugo Paz, de 89 años, con 40 en la feria que hace trabajos en madera; Luis Pratto, de 90 años que fabrica hace autos de colección con piezas de relojes, y Zully Pargas, de 70 años, que realza trabajos con guampas vacunas.

Por su parte Gustavo Luzardo (marquetería); Gustavo Maya ( joyería); Pedro García ( tallado en calabaza) y Leonardo “Willy” González ( cuchillería), todos Premios Morosoli, también serán distinguidos en la oportunidad.

Con historia

Según la comuna, los artesanos fundadores procedían de Maldonado, Punta del Este y San Carlos. Su organización inicial data de fines del 60 y comienzos del 70, cuando la Intendencia de Maldonado comenzó a organizar los puestos. En los sesenta ya estaba ahí el conocido “Negro Freddy”, famoso personaje de la zona ya fallecido. También comenzaron a venir destacados artesanos de Montevideo como Alina Monestier, una destacada orfebre, y Jorge Añón, que llegó a trabajar como vestuarista en producciones cinematográficas. Entre los artistas fundacionales también estaba Jota Clavijo, un puntaesteño de pura cepa que luego se destacó ganando premios nacionales de artesanías en Brasil, donde esta radicado.

En los años 70 el denominado Ministerio de Transporte, Comunicaciones y Turismo definió que los stands pasaron a tener techo y fueron movidos hacia el centro de la plaza. Hacia 1982 se realizó la primera reforma de importancia del espacio; la principal variante fue que todos los expositores se encontraban bajo un techo común. En el 2007 se concretó la última reforma, que buscó integrar la estructura ferial al perfil de la zona en que se encuentra.

Las alhajas elaboradas en base a cucharas y tenedores antiguos de plata, los trabajos en mimbre y los buzos de lana, tan típicos de la feria, se han convertido en artículos de “exportación” que eran requeridos por turistas y tenían particular demanda, inclusive de europeos.

Contenido publicitario