circuito

 

La ciudad de Punta del Este es la principal candidata a perder la prueba de Fórmula E prevista para la temporada 2016-2017, cuyo calendario de pruebas no la incluye por el momento como una de sus sedes.

El CEO de la competencia, el español Alejandro Agag, adelantó horas atrás que varias pruebas de esta competencia no están definidas, como el caso de Punta del Este. “Uno o dos podrían caerse. No está claro si continuaremos en Punta del Este. Desafortunadamente”, dijo Agag a medios especializados del automovilismo.

“Me encanta ir allí. Tenemos algunas conversaciones, pero Punta del Este es el principal candidato a retirarse”, dijo Agag.

Los responsables de la Fórmula E reciben un día si y otro también planteos de distintas ciudades del mundo para ser sedes de la competencia. A cada una de esas propuestas se agrega un sustancial aporte económico que en algunos casos supera los diez millones de euros.

En el caso de Punta del Este la Fórmula E se hace cargo del gasto de la prueba, una cifra superior a los cinco millones de dólares. La competencia no cuenta con el apoyo del gobierno nacional y no tiene ningún tipo de exoneración tributaria como tienen otros eventos, como el próximo concierto de los Rolling Stones. Para peor, una inspección de funcionarios de la Dirección General Impositiva realizada unos minutos antes de la largada de la pasada etapa causó un fuerte malestar en los organizadores de la prueba. La competencia cuenta con el apoyo de la Intendencia de Maldonado y de la UTE. La prueba es organizada por la firma local Sportlink Sociedad Anónima. El contrato entre la Fórmula E y la referida firma venció al día siguiente de la prueba celebrada en diciembre pasado en Punta del Este.

 

Contenido publicitario