edif (Copiar)

En lo que probablemente fue su primera aparición pública desde que asumió la actual administración comunal en el mes de julio, el director de Hacienda de la IDM, Luis Eduardo Pereira, aseguró que el déficit comunal ronda los 93 millones de dólares, aunque dijo que para cubrirlo bastará con un crédito de 80 millones. Al respecto, dijo que quedaron saldos que había asumido la pasada administración, como ocho millones para la perimetral y 10 millones del BROU para el Centro de Convenciones y aseguró que el pasivo general equivale a un 58.5% de los ingresos anuales. Pereira estimó que el momento para cancelar esa deuda ha llegado y defendió la idea de obtener un crédito a largo plazo.

El funcionario indicó que en principio se había pensado en estudiar la toma de préstamos para financiar la IDM año tras año, pero luego se llegó a la conclusión de que “no era lógico ni sano pedir crédito en forma permanente”.
El dinero que falta no puede ser cubierto en forma transitoria con la recaudación de enero porque los compromisos asumidos superan la cifra que se piensa recaudar, indicó.
El jerarca indicó que el FA también había encargado a fines de su mandato estudiar una búsqueda de respaldo a largo plazo y que lo propio había hecho la última gestión de Domingo Burgueño.

Estructural

Pereira adelantó que la IDM piensa en realizar un fideicomiso financiero, con lo que se superaría “el problema estructural”. Comentó que habría sido muy fácil no plantearse este escenario pero dijo que es necesario hacerlo. De todos modos, añadió que “no afectará más del 4% del total de los ingresos de la comuna y no más del 25% del ingreso por patentes”, según consignó la página web de la emisora FM Gente
En total, la comuna se endeudará en unos 80 millones de dólares. Ese dinero le permitirá cubrir los compromisos existentes y financiar las obras que están en curso. En lo que refiere a la construcción del Centro de Convenciones, dijo que al final la IDM terminará aportando más de 28 millones de dólares.
Pereira insistió en que la deuda comunal debe pasar de corto plazo a largo plazo y estimó que no parece sensato que el Banco Central, que debe aprobar esta transacción, se oponga. Al respecto, dijo que se ha consultado y que no habría obstáculos de ningún tipo.
Asimismo, indicó que no habrá contraindicaciones y dijo que se apelará a la sensatez de los actores de la Junta Departamental para lograr la autorización para el crédito.
El jerarca agregó que el mecanismo de emisión de deuda es una herramienta que ya arrojó buenos resultados y tiene mucha aceptación en los actores económicos, entre ellos las AFAPS. Pese a la situación regional, el país y la IDM tienen muy buena reputación señaló.

Pereira afirmó que en el ámbito político lo esencial es que la iniciativa sea aprobada con el mayor apoyo político. Esta será la manera “menos traumática” de salir de la situación actual para trabajar luego sin aumentar gastos ni impuestos, indicó.

 

Contenido publicitario