AZOTEA

Las autoridades del Banco de la República (BROU) cedieron en comodato a la Intendencia de Maldonado la propiedad de La Azotea -hoy llamada también “de Haedo”- de modo que la Dirección General de Cultura del departamento pasará a gestionar el lugar. Hace unos años, el BROU había adquirido la propiedad y todo su alhajamiento y sus colecciones para salvarla como lugar de interés cultural. El contrato que fue firmado ayer tendrá una validez de cinco años.

El acto de firma del convenio tuvo lugar en horas de la mañana en La Azotea y fue encabezado por el presidente del Banco República, economista Jorge Polgar, ya que una delegación de autoridades del banco oficial aprovechó para recorrer la zona y visitar diversas sucursales. El cierre de la jornada se concretó a la hora 20 en el local de la Unión de Comerciantes de Maldonado; allí tuvo lugar una presentación de productos y servicios que brinda el banco.
Tras suscribir el comodato, Polgar dijo que “el objetivo es que cada vez más gente conozca La Azotea de Haedo” y destacó que el BROU la adquirió justamente para salvaguardar su patrimonio cultural, arquitectónico e histórico. “La Dirección de Cultura de la Intendencia de Maldonado podría ser un excelente socio para sacarle más ‘jugo’ a este patrimonio”, señaló. La IDM se hará cargo “de la administración y la va a dar un uso igual que para el que se había adquirido, pero con las manos expertas de la Dirección de Cultura. El banco se reserva el derecho a hacer algunas actividades, en forma coordinada con la Intendencia”, agregó. Polgar dijo la IDM recibirá “una partida de 150 mil dólares de parte del banco para las obras de mantenimiento y preservación de los inmuebles”.

Un clásico

La azotea perteneció al dirigente herrerista Eduardo Víctor Haedo, que llegó a encabezar el colegiado de gobierno a comienzo de los años 60. Allí levantó un anfiteatro, la réplica de un molino y un atelier. En aquellos años no era raro que La Azotea realizara conciertos y charlas a los que asistían un buen número de veraneantes y lugareños. Haedo también estudió pintura con el artista fernandino Ángel Tejera, conocido por ser “el que le pintaba los cuadros a Haedo”. En esa casona, que entonces estaba inserta en el silencio del bosque -la vía del tren pasaba a su lado donde hoy está el bulevar Artigas- estuvo de visita Ernesto “Che” Guevara en 1961. Muchas otras celebridades estuvieron en la residencia y dejaron su firma estampada en el álbum de visitas.

A todo esto, el profesor Jorge Céspedes, director general de Cultura de la IDM, dijo ayer a FM Gente que el convenio suscrito ayer fue “el cierre de un ciclo de trabajo denodado, de colaboración, de articulación en autoridades del BROU”. Asimismo, como lo hizo Polgar, el jerarca destacó la ayuda brindada por el director del República, Eduardo Elinger, que apoyó este proyecto.
La Dirección de Cultura “va a tener ahora la responsabilidad de gestionar un inmueble que forma parte de la mejor historia del departamento, que es un elemento de referencia de la historia de la región y a nivel internacional, en períodos claves de la humanidad, como fue ‘la guerra fría’. Y por tanto, merece tener un destino de puertas abiertas para los vecinos y para los visitantes”, dijo Céspedes. Por lo pronto, en los jardines de la casa tendrá lugar este viernes el lanzamiento de la temporada y el jueves 22 comenzará un ciclo de espectáculos musicales semanales para todo público. Algo similar se había hecho en anteriores temporadas.

Contenido publicitario