perrosplayaInspectores de la dirección de Higiene, dependiente de la Dirección general de Higiene y Protección Ambiental de la Intendencia de Maldonado están dedicados a realizar operativos de control en las playas. En los últimos días han decomisado la mercadería que ofrecían en venta los vendedores no autorizados y están controlando que nadie lleva perros a las playas no autorizadas para mascotas.

FM Gente informó ayer, en horas de la mañana, que los inspectores ordenaron desarmar un puesto de venta de toallas, ubicado junto a la sede de la Liga de Punta del Este y un bar ambulante instalado en la zona de la glorieta del puerto. El director de la repartición comunal, Carlos de Álava, dijo a la emisora que a partir de este miércoles multarían a quienes lleven perros a las zonas vedadas a las mascotas.

Álava refirió que en la madrugada de ayer la policía y los inspectores municipales detuvieron a una pareja por haber montado un puesto móvil de venta de alcohol en plena rambla de la península. El puesto se había instalado en la zona de la glorieta, una de las más frecuentadas por los jóvenes. La pareja se las había ingeniado para montar una especie de barra y allí elaboraban tragos que despachaban a precios accesibles.
La pareja fue liberada pero quedó advertida de que en caso de reincidir en el negocio irregular -también está prohibida la venta de alcohol en horario nocturno fuera de los boliches-, serían derivados a la Justicia. Por lo demás, se les decomisaron todas las bebidas alcohólicas.

Más sanciones

De Álava dijo que éste “es un tema reiterativo. Por suerte pudimos actuar en conjunto con la policía, porque muchas veces detectamos actividad nocturna y bares ambulantes en la zona de paradores o en la rambla y no podemos actuar, porque apenas nos ven cierran el vehículo y eso nos impide retener la mercadería”, explicó.
Por otra parte, relató que un vendedor se instaló en la Liga de Punta del Este, tendió cuerdas y colgó toallas para la venta sin ningún tipo de autorización. La denuncia fue atendida de inmediato y la IDM se incautó de medio centenar de toallones.
Por otra parte, De Álava dijo que la Intendencia insistirá en controlar la presencia de perros en las zonas prohibidas de playa. La rigurosidad de la vigilancia se incrementó ayer y ahora se empezará a aplicar severas sanciones a quienes no acaten las normas.
Al respecto, dijo que el personal inspectivo actúa ante demandas específicas, aunque también están trabajando dos equipos del área de Tenencia Responsable de Mascotas. Estos grupos realizan unas 40 notificaciones diarias a personas que bajan a la playa con sus perros.

“El 95% acata el pedido de retirarse de la arena, aunque un pequeño porcentaje se molesta con la presencia de los inspectores”, comentó. De todos modos, informó que a partir de este miércoles los perros serían retirados de cualquier manera. Los propietarios serán multados si se resisten a las órdenes de los funcionarios.

 

La playa es libre pero…

Varias personas que acostumbran concurrir a la Playa Brava, entre las paradas 5 y 8, denunciaron ante la Intendencia que están siendo expulsados de esa zona por encargados de brindar servicios de playa a quienes en los edificios de las inmediaciones. “Tenemos serios problemas de autoritarismo y prepotencia”, señaló ayer uno de los denunciantes a FM Gente. El hombre dijo que los encargados ocupan la playa colocando reposeras y sombrillas para los habitantes de los edificios y se atreven a retirar las pertenencias de los demás.

“Aducen que tienen órdenes de actuar así y nos mandan a quejarnos a los edificios”, señaló un individuo. El hombre dijo que radicó una denuncia el 28 de diciembre ante la dirección de Higiene pero no recibió respuesta.

El mismo problema se suscitaba años atrás frente a edificios de la parada 6 y 7 de la rambla Claudio Williman. Nadie tiene derecho a copar la playa como si fuera propia.

Contenido publicitario