intendencia1

El edil nacionalista José Luis Rapetti elevó a consideración del ejecutivo comunal la situación de las viviendas de interés social por las que, según aseguró, la comuna está cobrándose a sí misma el impuesto de la contribución inmobiliaria. El edil explicó que muchas de esas viviendas no se han escriturado a nombre de los compradores por lo que la IDM debe pagarse a sí misma, la contribución inmobiliaria anual.

“El Impuesto de Contribución Inmobiliaria grava los inmuebles ubicados en la jurisdicción departamental”, explicó el edil. “(Antes de) ser un recurso íntegro de los Gobiernos Departamentales por disposición constitucional, la ley N° 9189 del 4 de enero de 1934 delineaba sus rasgos fundamentales. Desde la reforma constitucional votada en 1951, se mantiene el texto del artículo 297 que establece los recursos con que cuentan los Gobiernos Departamentales. Entre ellos, y principalmente como fuente genuina de ingresos, se encuentran los inmuebles. Se trata de un impuesto a los inmuebles. Así que el hecho generador tributario lo constituyen los inmuebles”, explicó.

Rapetti agregó que “el sujeto activo de la relación tributaria es el ente público acreedor del tributo (artículo 15 del Código Tributario) y que en el caso es la persona jurídica de derecho público denominada Gobierno Departamental de Maldonado. En tanto el sujeto pasivo de esa relación jurídica es la persona obligada al cumplimiento de la prestación, o sea el contribuyente (artículo 16 del Código Tributario)”, añadió.

El legislador oficialista señaló que “el cobro de este impuesto recae sobre cada inmueble, siendo de característica real al soportarlo el bien. Aquí lo paga un particular en una situación jurídica que lo liga al inmueble, pero el hecho generador se da por ser un inmueble, y tan es así que en caso de incumplimiento la ejecución judicial recae sobre inmueble con independencia de quien haya generado la deuda, tratándose de una acción real”, señaló.

“En los distintos programas de viviendas sociales de la Intendencia de Maldonado, se llegó a escriturar numerosas viviendas, y esas quedan ya por tener un propietario particular comprendidas en el hecho generador del impuesto”. No obstante, señaló que “muchas soluciones de viviendas de interés social de la Intendencia quedan aún sin escriturar. Hay promesas de compraventa y otros títulos sobre los que recaen derechos de usuarios, pero el derecho de propiedad recae aún sobre el Gobierno Departamental de Maldonado, como persona jurídica de derecho público. Esos inmuebles que no se han escriturado y sobre los cuales se pagan cuotas de precio a la Intendencia, tienen una inverosímil situación. Son propiedad de la Intendencia Departamental, que en la relación jurídica tributaria, como se vio, el sujeto activo en el impuesto de Contribución Inmobiliaria es el Gobierno Departamental de Maldonado; y simultáneamente el sujeto pasivo es el mismo Gobierno Departamental de Maldonado que aún sigue siendo propietario de los mismos. Claramente se da una situación jurídicamente inexplicable: un ente público, en la especie la Intendencia Departamental, se cobra impuestos a sí misma. Aquí se ha estado pagando un impuesto que no corresponde hacerlo mientras no se escriture”, añadió.

Exentos de pago

El edil, que también es escribano jubilado, indicó que los inmuebles aludidos “son bienes que integran políticas sociales de la Intendencia. Sus promitentes compradores o usuarios a cualquier título han estado haciendo un esfuerzo para pagar el impuesto. Muchos de ellos se han atrasado y han debido celebrar convenios de pago en cuotas con la Intendencia”.

Al respecto, dijo que “el propósito de esta nueva administración ha sido facilitar el pago de los adeudos tributarios, como resulta del reciente Decreto 3937, y ahora debe corregirse de una vez por todas esta situación. No debe pagarse este impuesto por quienes se encuentren en la situación antes relacionada. Y aquellos que otorgaron un Convenio de pago en cuotas, estén o no al día con ellas, también deberán quedar exentos de su pago”, aseguró.

“¿Qué hacer con lo abonado en cualquier situación con quienes actualmente se encuentren sin escriturar esos bienes? Se propone a la Intendencia Departamental que disponga el envío a la Junta Departamental un proyecto o que incluya en las normas del próximo Presupuesto declarar la exención del impuesto de Contribución Inmobiliaria, y al ser una norma de carácter declaratoria será con efectos retroactivos en esos casos, y así poder acreditar esas sumas abonadas al pago de los saldos de precio de esas viviendas. Se trata entonces de aliviar el pago del saldo de precio, integrándolo con esas sumas referidas por concepto del impuesto de Contribución Inmobiliaria”, explicó.

 

La propuesta del legislador

 

Es la Intendencia la que tiene constitucionalmente la iniciativa en materia tributaria, y por tanto le proponemos:

A)- Que siendo el impuesto de Contribución Inmobiliaria un tributo departamental, no se aplica a ninguna clase de inmuebles cuyo derecho de propiedad pertenezca a la persona jurídica de derecho público denominada Gobierno Departamental de Maldonado.

  1. B) – Que los inmuebles municipales destinados a vivienda de interés social, que se encuentren pendientes de otorgamiento de la escrituración definitiva, esten exentos del pago del Impuesto de Contribución Inmobiliaria.

Se comprende en la recomendación precedente a los terrenos municipales para construcción de vivienda social, cuya construcción se realiza con canasta de materiales, planos y asistencia técnica proporcionados por la Intendencia Departamental.

  1. C) – Que de conformidad con lo expresado, la declaración opera con efectos retroactivos, y por consiguiente la exención impositiva sobre dichos inmuebles rige desde el inicio de su aplicación.

Los inmuebles municipales de interés social sin escriturarse definitivamente, que hubieren pagado el impuesto de Contribución Inmobiliaria o que tengan Convenios de pago vigentes, no deberían abonarlo en adelante.

Los pagos efectuados por dichos inmuebles por concepto del impuesto de Contribución Inmobiliaria, se imputarán al pago de precio de cada inmueble.

Los otorgantes de Convenios de pago del impuesto de Contribución Inmobiliaria, estén o no al día en sus pagos de cuotas, y los que tengan causal de rescisión de esos Convenios, deberán otorgar en la Intendencia Departamental la correspondiente rescisión de dichos Convenios en fecha que indicará la Administración.

  1. D) – Declarar que el denominado impuesto al Baldío que se ha cobrado en viviendas municipales de interés social, no corresponde su percepción por no configurarse el hecho generador conforme a las normas presupuestales departamentales, y al artículo 24 del Código Tributario.
  2. E) – Que los pagos efectuados por concepto del impuesto al Baldío, sean imputados al saldo de precio de sus respectivas viviendas, de conformidad con lo estipulado por el literal C).

F)– Declarar inaplicable el impuesto al Baldío a las viviendas municipales que no se hayan escriturado, por encontrarse en la situación prevista en el precedente literal D).

  1. G) – Las rescisiones de los Convenios de pago deberían otorgarse en las dependencias de las jurisdicciones de los Municipios donde se radican los inmuebles, excepto los de Punta del Este y de Maldonado, que por cercanía convendría se otorgaran en la Intendencia Departamental.
Contenido publicitario