Equipos de la Intendencia trabajarán junto a la Jefatura de Policía y el Ministerio de Salud Pública (MSP) para controlar si las personas que ingresan al país cumplen con la cuarentena obligatoria. El control se llevará a cabo con datos de la Declaración Jurada que realiza cada persona y que será proporcionada por la Dirección Nacional de Migraciones.
Para quienes no acaten esta medida “se dará inmediata intervención a la Fiscalía con las consecuencias que las leyes determinen”, resaltó el intendente Jesús Bentancur en una conferencia de prensa realizada este lunes en el Edificio Comunal. Y recordó que el Ministerio del Interior es quien tiene la potestad para cumplir con ese rol, al tiempo que el gobierno departamental colaborará con unidades móviles y personal.
En la conferencia participó además el subjefe de la Jefatura de Policía de Maldonado, Jorge Guerra; el secretario general de la IDM, Álvaro Villegas; el director general de Higiene y Medio Ambiente, Jorge Píriz; la directora general de Asuntos Legales, Adriana Graziuso; y el director general de Recursos Humanos, Miguel Abella.
Bentancur dijo que “muchas personas presentan hisopados negativos y a las 48 horas de haber ingresado a Uruguay comienzan con síntomas de la enfermedad”. Es por eso que insistió en que se cumpla el protocolo establecido: realizar siete días de confinamiento obligatorio y un nuevo test que descarte la infección por Covid-19.

Tomar conciencia
El subjefe de la Policía enfatizó en que se debe tomar conciencia de la amplitud de la pandemia, e informó que el fin de semana pasado “se alertó mediante altoparlante en las zonas de la rambla y el puerto de Punta del Este con la finalidad de evitar las aglomeraciones especialmente de personas jóvenes que se reúnen en esas zonas”.
Sobre la cuarentena agregó que “el primer paso consiste en una notificación y, en caso de incumplimiento, la persona puede terminar formalizada”.
“El momento de reforzar la vigilancia es ahora para evitar que la situación se complique ya que eso arrastrará consecuencias sanitarias”, agregó Bentancur. Asimismo, “los comercios que hoy se están preparando para la temporada de verano deberán cerrar”.

Resoluciones departamentales
El secretario general de la IDM, Álvaro Villegas, recordó que la Intendencia ha realizado cerca de 60 resoluciones desde el comienzo de la emergencia sanitaria para evitar que se propague el virus. La última, corresponde al uso obligatorio del tapabocas dentro de todos los comercios habilitados.
En otro orden, Villegas adelantó que esta semana se reunirán con representantes del sindicato de las empresas de transporte colectivo de pasajeros para reforzar las medidas dentro de las unidades.

Controles en playas

Tras los anuncios de las autoridades departamentales, el director de Higiene de la Intendencia, Jorge Píriz dijo en FM Gente que se fiscalizará el uso de tapabocas en todos los comercios y agregó que ya están previstas las multas y sanciones para quienes no cumplan con las medidas, que “pueden ir desde el cierre preventivo hasta clausuras, o multas que arrancan desde 5 de Unidades Reajustables y de ahí para adelante”. Si se descubre incumplimiento y hay reincidencias se puede llegar al cierre preventivo del lugar, y en algunos casos puede haber clausura, destacó.
Según informó, ya se están realizando controles en comercios y el uso de la mascarilla es una de las cosas que “más tienen que controlar los inspectores”.
Y agregó que se reunirá con la Dirección de Transporte para tomar otro tipo de medidas, más que el uso del tapabocas, para el transporte público.
En las playas “vamos a tomar algún tipo de medida con lo que es el tema de las sillas y las sombrillas, pero no hay que olvidarse que allí la autoridad es Prefectura, como la Policía en tierra”, dijo y explicó que no se permitirá a los edificios instalar sombrillas y reposeras en las playas. “Estamos viendo un par de alternativas, para disuadir… A la gente que vaya bajando, el playero se las va tener que armar en el momento”, sostuvo.
Píriz recordó que el ministro de Defensa, Javier García adelantó que habrá 70 personas en Montevideo y otras 20 en Maldonado para controlar las playas y dijo que desde la Intendencia reforzarán esa guardia, ya que según estimó, los 20 efectivos de la Prefectura “no van a ser suficientes” para atender 140 kilómetros de costa.
“La IDM hace un aporte a Prefectura todos los años a través de la ‘hora ciudad’. Estamos esperando que ingrese el nuevo intendente para tener una reunión con el prefecto para ver cómo se puede funcionar con ese aporte que hace la IDM”, apuntó e informó que “por ahora” el parque El Jagüel seguirá cerrado porque es un lugar donde se reúnen de 2.000 a 3.000 personas por día los fines de semana.
“Sabemos que vamos a abrir en algún momento, pero estamos viendo cómo evoluciona esto”, declaró.
El pasado fin de semana, dijo, se encontraron nuevas aglomeraciones y fiestas. Según informó se detectaron tres grandes eventos con más de 75 personas. “La Policía nos dio una mano. También hubo otras infracciones al protocolo y reuniones chicas… Ahí se invitaba a dispersar y no hubo problemas”, concluyó.

Contenido publicitario