Hoy se firmó un convenio entre la Intendencia Departamental y la Asociación de Escribanos del Uruguay que busca ayudar a la regularización documental de diferentes viviendas de interés social y crear nuevas fuentes de trabajo para los escribanos del departamento.
En representación de la Intendencia Departamental estuvieron presentes en la firma, el Intendente Enrique Antía y el Secretario General Diego Echevarría, en nombre de la Asociación de Escribanos del Uruguay se hicieron presentes las escribanas Ana Maria Ramirez, Presidenta de la Asociación, Adriana Bellenda, Secretaria de la Comisión Directiva, Giovanna Andreoli, Presidenta de la filial fernandina de la Asociación y el escribano Daniel Alejandro Ladner prosecretario de esta misma filial.
La reunión se abrió con la palabra de Cecilia Vega, sub Directora General de Vivienda, Desarrollo Barrial y Salud, que en conferencia de prensa explicó que el convenio viene siendo estudiado desde el año 2016 ante la preocupación por la cantidad de viviendas sin regularizar que había en el departamento.
Antes de comenzar la firma del convenio, la escribana Ana María Ramírez agradeció a la Intendencia por este proyecto, ”Gracias por estas acciones de gobierno que hacen feliz al departamento, porque no hay nada más digno para el ser humano que contar con su casa propia y su documentación propia. Cuando actos de gobiernos como estos suceden, la paz social se gesta. Gestos como estos engrandecen a la Intendencia, quisiéramos nosotros que todas las intendencias del país tomaran este cauce de regularizar todos los títulos y poner la casa en orden como hoy lo está haciendo Maldonado. Nosotros nos sentimos orgullosos y felices de formar parte de este proyecto, porque siempre decimos que el notariado puede estar en la construcción de una Torre Trump pero también sabemos estar en la construcción de aquel que ha juntado peso por peso para construir su vivienda.”

Trabajo social
En el convenio que la escribana Giovanna Andreoli definió como de trabajo social, se establece que todos aquellos escribanos residentes en el departamento, sin límite de edad, que se anoten antes de que termine el plazo establecido de 15, podrán ejercer un cargo en el que podrán autorizar escrituras de compraventa, certificar firmas y realizar actas en todos aquellos negocios jurídicos de viviendas de interés social.
La Intendencia Departamental se hará cargo del pago de honorarios a los escribanos que realicen estas tareas. Los aranceles son, según el convenio ‘’la suma de 6 Unidades Reajustables más IVA por la autorización de cada compraventa cuyo precio no supere las 800 UR y la suma de 2 Unidades Reajustables más IVA por cada certificación de firmas y en los demás actos el honorario mínimo que de acuerdo al Arancel Oficial de la Asociación de Escribanos del Uruguay corresponda.’’
El trabajo de los escribanos que se anoten se sumará a las tareas de los arquitectos que trabajan actualmente para la Dirección de Vivienda de la Intendencia, declaró el Intendente Enrique Antía, ‘’estamos haciendo además un llamado para agrimensores para poder regularizar los trabajos catastrales en los que hay muchas irregularidades. Dijo además que que con la firma de este convenio se busca dar seguridad jurídica y respaldo a 1950 familias.
”Es un camino de compromiso con la comunidad’’ agregó sobre este acuerdo con vigencia hasta la finalización del presente periodo de Gobierno Departamental. Además dijo que el objetivo del acuerdo es ‘’resolver temas a los vecinos y de paso darle trabajo a los profesionales. Lo importante aquí es que se finalicen los documentos que hacen a los vecinos propietarios.’’

Contenido publicitario