“Los cargos que da la Patria a sus hijos son de honor y empeño para la felicidad pública. (…) El que no se conforme a esta liberalidad de sentimientos será reputado por egoísta y enemigo de la felicidad común”. Con esta frase de José Artigas el edil frenteamplista Joaquín Garlo dio inicio este martes a una exposición que culminó con la creación automática de una comisión preinvestigadora que ha dispuesto de dos días para dilucidar si existe mérito para investigar una denuncia sobre un tema, que según es sabido, ha sido de práctica general en otros tiempos. El eje de la cuestión es la denuncia presentada a Garlo por una señora, a quien el director de Desarrollo Social le habría pedido que realizara un trabajo “político” si quería acceder a la asistencia que brinda esa repartición.
El edil comenzó por señalar una frase del líder de su sector, José Mujica, según el cual la política no es “una profesión” sino “una pasión”, por lo que nadie vive de ella sino “para” ella. Y refirió: “en estos días hemos escuchado en varios medios de comunicación al director general de Desarrollo e Integración Social de la Intendencia Departamental, el Sr. Eduardo Costa, hablando de su trayectoria política y sus aspiraciones futuras. Es oportuno preguntarnos ¿qué ha hecho este señor a la cabeza de una Dirección General tan importante? ¿Cómo ha contribuido a la felicidad pública del Departamento? No se le conoce ni un solo logro en su gestión. Hoy en FM Gente sostuvo que su economía ha disminuido desde que trabaja en la Intendencia, siendo cargo de confianza grado 12 con un sueldo de más de 195 mil pesos”, de salario.

Contradicción
“Ayer (lunes) se blanqueó el apoyo de la Iglesia Universal, popularmente conocida como Pare de Sufrir, a la precandidatura de Antía, Iglesia que integra el Sr. Costa. Paradójicamente, Antía y Eduardo Costa se contradicen. (…) el precandidato a la presidencia sostuvo que contaba con el apoyo de la Iglesia Universal, pero hoy Costa lo negó, diciendo que está institución jamas estaría vinculada a algo político”, destacó. Pero eso no es lo que declaró al diario El Observador en el día lunes, dijo, y leyó la nota en la que Antía contó que esa iglesia lo apoyaba porque compartía sus “valores humanos”:
“Esta colectividad religiosa en Brasil montó una estructura paralela a nivel partidario que contribuyó a la elección del ultraderechista presidente de Brasil, Jair Bolsonaro”, indicó.
Acto seguido, el edil fue al meollo de la denuncia. “Hemos recibido en las últimas horas un audio de una vecina de Maldonado que cuenta que fue a la Intendencia a tramitar boletos de ómnibus debido a problemas de salud que sufre, así como una canasta. La recibió el director general Eduardo Costa, quien le dijo que no había problema, que se podía tramitar, pero ella tenía que, textuales palabras, ‘hacer política’. ‘Vio como son las cosas, un intercambio”, narra la vecina que le dijo el Sr. Costa. La vecina se negó, y se retiró, a lo cual el (jerarca) le dijo que si cambiaba de opinión lo llamara, entregándole una tarjeta de presentación de la Intendencia”, señaló el edil.

A dedo
“Esta situación que narra la vecina es realmente muy grave -dijo el legislador. Es un director general de la Intendencia de Maldonado, de especial confianza del intendente Antía, que negociaría boletos y canastas a cambio de militancia en su sector, la lista 75 del Partido Nacional. En años pasados varios medios denunciaron irregularidades en la selección de personas para los jornales solidarios que involucraban al Sr. Eduardo Costa, la colocación a dedo de militantes e incluso de su propio hermano. Dada la gravedad de la denuncia de esta vecina, ponemos a disposición de la Junta el material con el que contamos”, refirió.
Garlo estimó que “estas son las actitudes que manchan gravemente al sistema político. Esto no es hacer política, esto es ir en contra de los principios fundamentales rectores del quehacer público. Estos son los enemigos de la felicidad común de los que habla Artigas, y el sistema político en su conjunto, sin importar las banderas, deben condenar actitudes como las denunciadas”, señaló.

Demagogos

El edil Joaquín Garlo también dijo este martes que en tiempos de campaña electoral es más fácil “identificar con mayor claridad a esos hipócritas, irresponsables demagogos, faltos de seriedad que salen a pregonar sus promesas”. En este sentido, acusó al actual jefe comunal de no haber cumplido su promesa de generar miles de fuentes de trabajo, cosa que, según afirmó, todavía sigue haciendo. “En estos tiempos electorales, muchos candidatos aprovechan esta situación para hacer politiquería barata. Se formulan promesas cargadas de irresponsabilidad y demagogia que dañan profundamente los pilares de nuestro sistema político, democrático y republicano. ‘Los políticos son todos una manga de mentirosos’, escuchamos muchas veces decir a las y los vecinos. Y estos conceptos se forman, justamente, a partir de las mentiras que muchos políticos propugnan, buscando un minuto de televisión o alguna adhesión que puedan generar”, indicó. El legislador comentó el caso del “paracaidista Juan Sartori”, quien prometió crear “100.000 puestos de trabajo” sin explicar cómo lo hará.
“Lo más jocoso fue que a los pocos días el muerto se asustó del degollado… Apareció en escena el Intendente Antía a decir que la promesa de Sartori era ‘poco seria’ y que ‘100.000 empleos son imposibles de cumplir’. Siguió afirmando que ‘las promesas que no se cumplen hacen que la gente descrea en el sistema político’”, agregó.

“Vuelve el trabajo”
“Parece ser que el señor precandidato Antía no recuerda, o no quiere recordar, que él mismo no solo andaba pregonando por ahí ‘Vuelve Antía, vuelve el trabajo’, sino que llegó a hablar de cifras de los puestos de trabajo que se iban a generar a partir de las 60 excepciones que esta Junta ha aprobado en los últimos años. Proyectos que además de ser beneficiados con excepciones a la normativa general, fueron exonerados del pago de varios tributos, por los cuales el gobierno departamental renunció a recaudar más de 12 millones de dólares anuales, suma que en su gran medida iba a ser destinada a la construcción de viviendas de interés social, si no se hubiese suspendido el cobro del retorno por mayor valor. Antía dijo que en el segundo semestre de 2017 se iban a generar cientos y cientos de nuevos puestos de trabajo a raíz de las inversiones beneficiadas”, djio el edil citando largamente sus palabras y otros detalles. Sin embargo, luego aseguró que a pesar de todos esos emprendimientos con excepciones “hasta la fecha no se han generado más de 500 o 600 nuevos puestos de trabajo. Estamos a la espera de datos de BPS para corroborarlo”, señaló.
“O sea que no solo no se generaron los puestos de trabajo que se habían prometido, sino que ademas se tiene menos dinero para construir viviendas de interés social para aquellos sectores de la población más desprotegidos. A todo esto debemos sumarle que se dejó de recaudar durante por lo menos tres años una suma aproximada de 12 millones de dolares anuales, como si la Intendencia de Maldonado pudiese darse ese lujo! La mala gestión de Antía, su Director de Hacienda Pereira y su asesor el colorado Isaac Alfie, ha llevado a que el déficit de la Intendencia sea de más de 100 millones de dólares”, señaló.