kennedy (Copiar)

La Junta Departamental tiene previsto reunirse hoy, de manera extraordinaria, para estudiar una solicitud del ejecutivo comunal que, según se sabe, desea expropiar dos grandes padrones que lindan por el este con El Jagüel y por el oeste con el extremo este de la ciudad de Maldonado. Allí se planea reinstalar a varios centenares de familias que hoy habitan en el cercano barrio Kennedy y en el asentamiento El Placer, pero no todas las bancadas están dispuestas a dar su visto bueno. Entre otras cosas, porque la actual administración no está tomando en cuenta la elaboración del plan territorial del Eje Aparicio Saravia y porque los propietarios creen que sus terrenos valen mucho más de lo que la IDM les piensa pagar. Esto, a su vez, derivaría en un juicio contra la intendencia, asegura la oposición.

En diálogo con Radio Maldonado este lunes, el edil del FA Leonardo Delgado aseguró que su fuerza política no acompañará la iniciativa comunal tras haber analizado el caso en la Mesa Política.

“Nosotros venimos planteando que la administración tiene tierras de propiedad municipal, no solo la tierra que (el pasado gobierno) compró al norte del Cerro Pelado sino que tiene alrededor del propio asentamiento Kennedy. Entonces, no entendemos la necesidad que tiene el gobierno departamental de expropiar una tierra que está en un plan estratégico como es el Eje Aparicio Saravia”, dijo el edil.

“Aparte de esto, nosotros lo que planteábamos también era que parte del fondo del retorno por mayor valor que hay en caja, digamos, se utilizara para solucionar el problema de Maldonado Nuevo – que se viene planteando desde hace muchísimo tiempo- de la situación de los vecinos con el propietario de la tierra”, aseguró Delgado.

El edil cuestionó que la administración nacionalista pretenda destinar “todo lo que hay en caja”, que son unos “cinco millones de dólares” cobrados por el retorno por mayor valor solo “para la expropiación de esta tierra”.

Por lo demás, dijo que ambos padrones están inclusos en el plan del Eje Aparicio Saravia que, en su momento tuvo “el consenso de todos los partidos políticos”.

Delgado comentó que “fue allí que comenzó a diseñarse el desarrollo” de toda esa zona, cuyos detalles fueron puestos de manifiesto y fueron objeto de audiencias públicas para aventar cualquier duda sobre lo que se estaba votando. A su juicio, ahora “lo que se está planteando con esta expropiación es pasar por encima de ese plan y se plantea una situación muy compleja, porque expropiará tierras cuando sabe que las tiene tierras alrededor del propio asentamiento Kennedy”, agregó.

“Nulidad”

Mientras tanto, los propietarios de los terrenos dirigieron a la Comisión de Hacienda del legislativo una nota en la que manifestaron su vivo desacuerdo con la medida que impulsa el gobierno comunal encabezado por Enrique Antía.

Entre otras cosas, los dueños estimaron que la disposición estaría “viciada de nulidad” por cuanto pasaría por alto diversas normas de orden público e incluso la Ley de Ordenamiento Territorial, que fue aprobada en 2008 y válida en todo el territorio nacional.

También consideraron que la IDM no puede decidir el realojo de los vecinos porque no hubo un “consenso” entre ellos ni los consultó debidamente. Asimismo, estimaron que no existe justificación para el procedimiento excepcional de toma de posesión urgente de los predios en cuestión. “El proceso es contrario a las normas vigentes y susceptible de hacer incurrir en responsabilidad al gobierno departamental”, indicaron.

Por ello, los propietarios solicitaron a los ediles de la Junta Departamental que “defiendan el ordenamiento territorial vigente y no lo lesionen otorgando una indebida anuencia”. El documento fue firmado por Susana Clusellas por el padrón 2483 y por Mario Polack, por el número 2485.

 

Contenido publicitario