martillo

Un mayor procesado y tres adolescentes con inicio de sendos procedimientos como infractores es el saldo de la visita que el grupo realizó este lunes al magistrado titular de la Sede Penal de 10mo turno. Los cuatros habían sido detenidos in fraganti cuando se hallaban dentro de una vivienda ubicada en el cruce de Acuña de Figueroa y la avenida Francia. En primer lugar, el magistrado dispuso el procesamiento sin prisión de L.D.P.O. de 19 años de edad por la presunta comisión de un delito de usurpación en régimen de reiteración real con un delito de daño agravado. Como medida sustitutiva le ordenó que se presentase en la Seccional Policial dos veces por semana por un lapso de 60 días.

También dispuso el inicio de procedimiento como adolescentes infractores, para los tres menores, uno de 17 años y dos de 16 años de edad, por la presunta comisión de dos infracciones graves a la Ley Penal tipificadas como usurpación en régimen de reiteración real, con un delito de daño agravado. Como medida cautelar en este caso les impuso el arresto domiciliario total por el lapso de 60 días.

El hecho se había registrado el pasado domingo 31 de julio. La Policía recibió la denuncia y envió al lugar móviles que detuvieron al cuarteto en el interior de la finca.

Tres por receptación

En la tarde de este lunes el magistrado de la Sede Penal de 2do turno dispuso el procesamiento sin prisión de R.F.O.S., por la comisión de un delito de hurto, y dispuso el procesamiento sin prisión de J.G.R.L. y C.D.S.S. por la comisión de un delito de receptación agravado.

A los tres les impuso como medida sustitutiva el arresto domiciliario nocturno por un lapso de 90 días.

El primero de los nombrados estaba vinculado a un hurto perpetrado la semana pasada en un local de venta de antigüedades ubicado en la Ruta 10, en La Barra.

El propietario del negocio denunció el hurto de cuatro sillones de mimbre del interior de su local. Los efectivos del Área de Investigadores del Distrito II investigaron los hechos y lograron determinar que el primero de los ahora procesados fue quién perpetró el ilícito; los restantes compraron los efectos hurtados. Los participantes fueron citados a la dependencia policial donde fueron indagados al respecto y posteriormente conducidos ante el magistrado actuante.

Contenido publicitario