Las autoridades sanitarias comenzaron a tomar recaudos tras haber detectado en el país a los primeros consumidores de la llamada “droga de los ricos”, por su elevado precio. También se la conoce como “cocaína rosa”, aunque es seguro que, como siempre, la inventiva de los consumidores la haya bautizado de otra manera .
Se trata de la “Tuci” o “Tucibi” en base al inglés 2C-B (two ci bi) que primero apareció en la Argentina y en Colombia. Al ser hallados algunos consumidores uruguayos se activó los controles y el intercambio de información entre los distintos centros que integran el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), dijo el diario El País.
El secretario de la Junta Nacional de Drogas (JND), Diego Olivera, explicó al matutino que ante un escenario como este, lo que se hace es “recopilar toda la información disponible” sobre los casos y “se canaliza principalmente hacia los servicios de salud y de tratamiento de drogas para que estén atentos”.
En su edición de este domingo, El País informó que la JND detectó el año pasado dos casos de personas que habían consumido la sustancia, que a granel luce como un polvillo de color rosado. A uno de ellos, se le incautó la sustancia en un cartón de LSD que tenía una paciente en una consulta médica. También se ha encontrado en pastillas rosadas con forma de estrella de cinco puntas.
En Argentina donde la droga se presenta en polvo y se ha propagado entre los jóvenes que concurren a las fiestas electrónicas, los dos gramos de “Tuci” valen $2.000 ($1.666 uruguayos).

De cuidado
Olivera dijo que se utiliza el Sistema de Alerta Temprana (SAT) como una herramienta para detectar nuevos casos y eventualmente prevenir un fatal desenlace. Se intercambia la información “con el fin de reducir los riesgos y daños que pueden producir las drogas emergentes y el cambio de patrón de consumo de otras drogas a partir de la oportuna detección, evaluación del riesgo y generación de información confiable dirigida a las autoridades relacionadas y la comunidad en general”, indicó. En caso de que la droga tuviera una presencia muy significativa en la población, “se puede emitir una alerta pública”, explicó.
Un informe de la JND al que accedió El País, dice que la “Tuci” es una fenetilamina (sustancia sintética o de diseño) con propiedades alucinógenas que se hizo popular a mediados de la década de 1980. Se comercializa en forma de polvo para inhalación nasal o comprimidos de uso oral. El perfil farmacológico de los alucinógenos sintéticos es similar al del LSD y otras sustancias alucinógenas de origen vegetal.
Según información del Sistema de Alerta Temprana (SAT) de la JND en un reporte elaborado por el Laboratorio de Drogas del Instituto Técnico Forense (ITF), los efectos de su presentación en polvo o en pastilla no son los mismos. La droga también recibe el nombre de Venus, Tucibi, Eros o Nexus. Algunos usuarios la combinan con LSD (conocido como “bananasplit”) o con MDMA (llamado “party pack”). Este domingo, Olivera dijo a El País que ya se está trabajando con las autoridades argentinas para evaluar el potencial riesgo de la droga en Uruguay. “Es interesante porque los episodios (detectados) reflejan que en un caso el reporte vino desde el sistema judicial y en otro desde el sistema de salud” gracias a una “red de cooperación y circulación de la información”, había explicado el jerarca haciendo referencia al SAT.

Fuente: El País