Un par de amigos de lo ajeno asaltaron un supermercado de la avenida Roosevelt y Salt Lake City y lograron llevarse la caja registradora con todo su contenido, pero horas más tarde cayeron en manos de la Policía, que los ubicó en su aguantadero del barrio Kennedy.
El robo tuvo lugar este sábado poco después de las cinco de la tarde en el supermercado Pippo ubicado en la parada 14 de la avenida Roosevelt. Fue muy sencillo: dos jóvenes menores de edad ingresaron armados al local, amenazaron a los trabajadores, tomaron la caja registradora y desaparecieron a bordo de una moto. Se habrían llevado alrededor de 14.000 pesos como premio a su deshonesta temeridad.
La Policía comenzó a investigar el caso minutos más tarde y no tardó en ubicar a los autores en el barrio Kennedy. Hoyen horas de la mañana se realizó un operativo en el que también se hallaron armas entre las que estaba la que se usó en el robo citado.
Fuentes de la Policía dijeron a la emisora FM Gente, que los jóvenes detenidos están vinculados al mismo grupo que fue vinculado a diversos arrebatos y rapiñas que tuvieron lugar hace unos meses en barrios de Punta del Este.

Hurto aclarado
La jueza Penal de primer turno de San Carlos, dispuso la condena de Gilberto Santiago Silva González, de 29 años, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de hurto especialmente agravado. Lo envió a cumplir la pena de 14 meses de prisión.
El pasado jueves 5 se denunció un hurto cometido en un domicilio particular ubicado en la calle Joaquín Suárez y Avenida Ceberio, del cual se llevaron un televisor, una licuadora, una aspiradora y varios objetos más.
Según material aportado por el área de videovigilancia del Centro de Comando Unificado, el autor habría ingresado al hospital local luego de cometer el hurto, por lo cual se mantuvo una vigilancia y finalmente fue detenido. Los objetos fueron incautados por personal del Distrito III y el ahora condenado fue sometido ante la justicia competente con el resultado de marras.

Fugado
La Sra. Juez Penal de 11º Turno, dispuso la condena de un hombre de 25 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de atentado agravado y un delito de porte de arma de fuego en lugares públicos, en régimen de reiteración real, a la pena de doce meses de prisión, bajo el régimen de Libertad Vigilada, sobre las siguientes condiciones: residir en domicilio especifico el cual no podrá modificar sin autorización previa de la Sede, estar sujeto a la orientación y vigilancia de la Oficina de Seguimiento de la Libertad Asistida (OSLA), cumplir arresto total en el predio de su casa por el lapso de seis meses; durante los siguientes seis meses deberá cumplir arresto domiciliario nocturno.
El miércoles 4 efectivos policiales realizaban control de personas y vehículos en jurisdicción de la Seccional 6ª cuando el conductor de una moto se resistió a la identificación y se dio a la fuga al ver a la Policía. Luego abandonó el vehículo, se metió corriendo en un pasillo y, en determinado momento, apuntó con un arma de fuego a los policías. Tras darle la voz de alto en reiteradas oportunidades, la Policía disparó y lo hirió en el abdomen.
De inmediato fue derivado a un centro de asistencia médica donde permaneció internado en observación. También le fue incautada el arma de fuego que portaba, una pistola con municiones, una importante suma de dinero y la moto en la que se desplazaba.

Violación de domicilio
La jueza Penal de 11º Turno dispuso la condena de Pablo Damián Nández Ibarra, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de violación de domicilio agravado, a la pena de seis meses de prisión.
En horas de la madrugada del jueves la Policía fue alertada sobre un hurto cometido en un comercio ubicado en la calle 3 de febrero casi José Joaquín de Viana. El propietario constató daños y el hurto del cajón de su caja registradora, pero no radicó la denuncia al respecto.
Los efectivos que concurrieron al lugar se contactaron con quienes monitorean el Sistema de Cámaras de Seguridad, quienes señalaron que Nández Ibarra fue visto en las inmediaciones del comercio a la hora del robo. Seguidamente el sujeto fue localizado por efectivos policiales en Camino de los Gauchos, pero cuando lo quisieron identificar se dio a la fuga e ingresó en un predio privado. El propietario autorizó el ingreso de la policía y radicó la denuncia al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre