La Policía impidió una rapiña y debió luchar cuerpo a cuerpo para detener a los delincuentes

La magistrada Penal de 11er. Turno dictó sentencia por la que condenó a Víctor Andrés Giménez Dos Santos, de 23 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de un delito de atentado agravado, en concurso formal, con un delito de lesiones personales agravadas. Pasará siete meses en prisión, con descuento del tiempo de detención cumplido y siendo a su cargo las prestaciones accesorias legales de rigor.
En horas de la madrugada del pasado sábado 26, mientras efectivos del Área de Investigaciones del Distrito II, se encontraban realizando patrullaje por calle Julio Grossy y Román Guerra, avistaron a dos sujetos circulando en una moto detrás de una bicicleta en actitud sospechosa. Al arribar a la intersección de calle J. Grossy y Sarandí, los individuos de la moto se acercaron al ciclista; uno de ellos descendió, lo empujó e intentó sustraer la bicicleta, pero entonces apareció el patrullero. Al percatarse de la presencia policial, los delincuentes abandonaron la moto y la bicicleta para darse a la fuga, pero fueron detenidos y reducidos luego de que el ahora condenado agrediera físicamente a los efectivos.
En el transcurso del operativo, otros sujetos que circulaban en moto trataron de entorpecer la labor policial, por lo que también fueron detenidos y derivados a la comisaría.