El presidente Luis Lacalle Pou celebró el optimismo con el que muchos invierten para la próxima temporada y explicó que estudia junto con los científicos las hipótesis y escenarios para “abrir las perillas en las fronteras”. Explicó que la medida debe preservar la salud de la población y ser atractiva para el turista. Habló del control actual de la pandemia y de la necesidad de actuar con responsabilidad y no hacer fiestas.
Lacalle Pou aclaró que no puede dar el mensaje de apertura de las fronteras que esperan los operadores turísticos y las personas que tienen emprendimientos, que viven de la temporada. Sin embargo, dijo que le llama gratamente la atención que en algunos departamentos se están realizando inversiones de cara al verano con optimismo propio del que emprende y visualiza que hay una cantidad de uruguayos que tienen cierto poder adquisitivo y van a salir.
El mandatario dijo que puede haber incentivos para el sector turístico, debido a que es el gran perdedor de la pandemia y que la enfrentó con una conducta elogiable, haciendo publicidad en su momento para que la gente no saliera, lo que atentaba contra su negocio. “Estamos con posibilidad y seguramente con disponibilidad de darle un impulso al sector para paliar lo que está pasando. Veremos, además, si podemos implementar una medida para que esta temporada sea lo mejor posible”, enfatizó.

Evaluando
Lacalle Pou explicó que las autoridades de gobierno, junto con el Grupo Asesor Científico Honorario, evalúan distintas hipótesis y escenarios para la próxima temporada estival. “Veremos hasta dónde podemos abrir la perilla de la frontera. Es muy difícil pedirle a un turista que venga y se guarde una semana en cuarentena, no es lógico. Entonces, tenemos que hacer cosas que sean aceptables para la salud uruguaya y para quien viene a veranear. Estoy cruzando los dedos para que aparezca una vacuna que sea efectiva, eso facilitará mucho”, apuntó Lacalle Pou.
Por otra parte, expresó su preocupación por las fiestas que se están realizando sin autorización. “No se puede hacer casamientos, tenemos que haber escarmentado. Hay casamientos de más de 100, 150 o 200 personas, o fiestas en boliches, que no se puede. No hay que tirarle de la cola al león. Venimos bien, pero no hay que abusar. Controlado está hasta que deja de estarlo. ¿Cómo deja de estarlo? Con conductas irresponsables. Y estamos todos fritos. Por un irresponsable pagan todos los que hacen las cosas bien”, señaló.
El presidente de la República insistió en que se debe continuar con el distanciamiento físico, el uso del tapaboca y el cumplimiento de lo que está explícitamente sabido que no se puede hacer.

Fuente: presidencia.gub.uy

Contenido publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre