Ladrón con antecedentes fue a parar a Las Rosas

Además de robar en dos supermercados había agredido a otro sujeto, que llamó a la Policía para denunciarlo

El magistrado Penal de 11º Turno dispuso la condena de Emiliano Noel Nerón Furtado, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de dos delitos de hurto especialmente agravados, en régimen de reiteración real en calidad de autor, a la pena de trece meses de prisión efectiva, con descuento de la detención sufrida. También formalizó a una mujer de 19 años de edad, por la comisión de dos delitos de hurto especialmente agravados, en régimen de reiteración real en calidad de autora. Su proceso se encuentra suspendido condicionalmente bajo las siguientes obligaciones: residir en domicilio específico, prohibición de concurrir a la cadena de supermercados involucrados y concurrir una vez por semana a la Seccional policial de su domicilio. Todo ello por el término de setenta días.
En horas de la tarde del pasado domingo 15 fue solicitada la presencia policial en la calle Michelini y Avenida Roosevelt. A su arribo, los efectivos se entrevistaron con un hombre que narró haber sido víctima de agresiones físicas por parte de Nerón Furtado, a quien ya conocía. Expresó que al cruzar por el lugar donde se encontraba, Nerón lo increpó y le dio varios golpes para luego huir. La víctima lo siguió hasta un supermercado, donde se encontraba en ese momento.
Los efectivos actuantes procuraron detener al agresor mientras salía del negocio llevando una mochila con varios efectos.
En ese momento se aproximó la mujer, que también fue intervenida en el acto.
Una vez derivados a la dependencia policial fueron realizadas las actuaciones del caso. Allí surgió además el hurto cometido en otro supermercado de la zona, de donde había sustraído una pieza de carne. Neron Furtado ya ocupa una habitación en Las Rosas.

Por accidente
En la jornada del lunes pasado, el magistrado Penal de 11º Turno dispuso la formalización de un hombre de 78 años de edad, por la presunta comisión de un delito de lesiones gravísimas culpables. Como medida cautelar le impuso la obligación de residir en un domicilio específico por el plazo de ciento ochenta (180) días, salvo nueva disposición en contrario.
En el mes de diciembre del año pasado, el septuagenario participó de un siniestro en la esquina de la calle San Carlos y 25 de mayo; manejaba un automóvil que chocó con una moto conducida por una mujer.
La mujer sufrió politraumatismo de cráneo grave y fue derivada a un nosocomio privado. La fiscalía dispuso directivas para la investigación y todo concluyó en la instancia judicial con la medida citada.