bicicletaLos robos de vehículos más comunes son los de motos, pero los humildes ladrones de bicicletas parecen seguir al acecho. Un par de robos de velocípedos fueron denunciados y aclarados en las últimas horas por la Policía fernandina.

Uno de los casos fue notificado a la Mesa Central de Operaciones de la jefatura poco antes de las seis de la tarde del pasado sábado y un móvil de Radio Patrulla concurrió a calle Nazzasi, al final de la Cañada Aparicio. Allí vieron a un individuo que circulaba en bicicleta cargando dos ruedas y un caño escape, que resultó ser un menor de 15 años de edad. El adolescente fue derivado a la Seccional Sexta, donde se pudo determinar que las partes del birrodado correspondían a una moto Yumbo que figuraba como hurtada ese mismo día en la jurisdicción de esa dependencia.
Al ser consultado el menor manifestó que la bicicleta GT, de color azul, de dama, en la cual se desplazaba también era hurtada en jurisdicción de Seccional Primera y, en efecto, existía una denuncia radicada con fecha 29 de julio. Dada la situación, el joven fue entregado a su responsable y quedó emplazado para este lunes. Las partes de la moto y la bicicleta fueron devueltas a sus propietarios.
Finalmente, el magistrado actuante dispuso iniciar al muchacho un procedimiento como Adolescente Infractor por la infracción tipificada por el derecho penal como Un Delito de Hurto y Un Delito de Receptación en Reiteración Real. También dispuso que se realicen los informes psicológicos y sociales de estilo en un plazo de 20 días y que el joven concurra al Centro La Estación de INAU para que se le brinde orientación y apoyo por el plazo de 60 días.

Otra

Otro caso ocurrido hace un más de un mes culminó con el envío a prisión un individuo. Todo ocurrió el pasado 26 de junio, cuando una señora acudió a la Seccional Sexta y denunció que le habían sustraído una bicicleta -marca GT color negro y blanco, modelo Agresor rodado 26- que se hallaba en el patio de su domicilio.

Más tarde, en momentos en que funcionarios de la seccional se encontraban patrullando en la zona del Barrio Nueva Esperanza, observaron a un ciclista que al notar la presencia policial trató de eludir el móvil policial sin éxito. El individuo fue interceptado y derivado a la seccional.
Una vez verificada su identidad, se supo que debía estar cumpliendo arresto domiciliario, por lo que fue derivado a la justicia al tiempo que se devolvía la bicicleta a su propietaria. Poco después, el magistrado en lo penal de Segundo Turno dispuso el procesamiento con prisión del detenido, Mauro Gonzalo Silva Faccio, de 21 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de un delito de Receptación.

Violencia y lesiones

Por último, la Jefatura informó que la magistrada en lo penal de Décimo Turno de Maldonado dictaminó el procesamiento sin prisión bajo caución juratoria de un individuo de iniciales D.J.S.V., de 22 años de edad, por la presunta comisión de un delito de Lesiones Personales en concurrencia fuera de la Reiteración con un delito de Atentado en Reiteración Real y otro de Violencia Privada en calidad de Autor.
El imputado protagonizó un violento incidente el pasado 31 de julio en una finca ubicada en Félix de Lizarsa y Gral. Artigas de la ciudad de Pan de Azúcar. El hombre quiso dialogar con su expareja y se hallaba tan exaltado que hirió con un arma blanca al hermano de la mujer, que quiso interceder al verlo en estado de agitación.
La familia solicitó la intervención de la Policía de la Seccional Tercera. Una vez en el lugar, un efectivo intentó mediar en la situación, pero fue agredido con un golpe de puño en su rostro por D.J.S.V. Allí el hombre fue detenido con el apoyo de personal de policía Caminera.
La expareja del detenido presentó denuncia escrita en su contra por amenazas y agresión, a la vez que un representante de un menor que resultó lesionado en el episodio también hizo lo propio. La magistrada no envío a prisión al individuo, pero le impuso como medidas sustitutivas “la prohibición absoluta de acercarse y/o comunicarse por cualquier medio a la denunciante y su familia durante todo el transcurso del proceso y e el arresto domiciliario nocturno por un lapso de 60 días”.

Contenido publicitario