Tal como ocurrió hace más de dos años y medio, las algas volvieron a destacarse en grandes cantidades en la Laguna del Sauce. La eutrofización, sumada a la suba de las temperaturas y la falta de lluvias hicieron que el agua permaneciera estancada, sin renovación alguna, y comenzaran a reproducirse los microorganismos indeseables. No obstante, esta vez la circunstancia no se percibe en los hogares a causa de las medidas adoptadas tiempo atrás por OSE-UGD, que mejoró la filtración del agua que suministra a los usuarios de la zona.

Entrevistado por el programa periodístico Frecuencia Abierta, de la emisora Aspen, el gerente de la UGD-OSE, ingeniero Hugo Trías, dijo que la planta potabilizadora de la laguna sigue trabajando con normalidad, aunque se incrementó el uso de carbón activado como medida preventiva. Las algas han aparecido en varios puntos del cuerpo de agua y el caso fue informado a las autoridades la pasada semana, señaló. De todos modos, dijo que en estos días se está abasteciendo agua de “la mejor calidad”.

Trías señaló que de acuerdo a los estudios que realiza el CURE, y a los monitoreos diarios del laboratorio de la propia UGD, la laguna tiene una floración algal que no provoca olor ni sabor, y que es muy superficial por la necesidad de luz que tienen estos organismos.

Agua verdosa

El jerarca explicó que el pasado fin de semana se verificó una importante floración algal en la margen sudeste de la Laguna del Sauce, entre la represa y la planta potabilizadora de OSE. En ese tramo existe un importante establecimiento hotelero.

Una periodista del programa radial se acercó a la zona y constató la coloración verde del agua. En esos mismos instantes, había personas bañándose en el área. La emisora pudo saber que la dirección de Medio Ambiente de la comuna está al tanto de la situación, pero hasta ahora no ha tomado medidas para prohibir los baños en el lugar, seguramente porque no hay riesgo alguno.

Las floraciones algales se producen por crecimientos explosivos de organismos del fitoplancton, que pueden ser algas o cianobacterias. Por lo general, estos accidentes tiene como causa el aumento de la concentración de nutrientes, principalmente nitrógeno y fósforo en el cuerpo de agua. Estos productos son generados por los productos químicos que se usan en las plantaciones de los alrededores.

El fenómeno podría incrementarse o reiterarse si acaso en los próximos meses las precipitaciones son escasas y las temperaturas continúan en aumento, cosa que previsiblemente sucederá. Con las lluvias el agua se mueve y se renueva, lo que dificulta la reproducción de los microorganismos.

Contenido publicitario