LasRosasLo dice la calle, los comerciantes, los vecinos que hacen cola en una carnicería. Esta temporada baja se está caracterizando por un número inusual de delitos contra la propiedad. Mientras tanto, la Policía redobla sus esfuerzos y hace lo que puede: perseguir arrebatadores y rapiñeros, investigar los robos y poner a los reos a disposición de la justicia.

El parte policial de la víspera informó que el pasado sábado 3, el titular de la Sede Penal de Segundo Turno determinó el procesamiento con prisión de Paul Artigas Peña, de 34 años de edad, y de Hebert Manuel Rodríguez Silva, de 22, ambos poseedores de antecedentes penales, por la comisión de un delito de Receptación y por encuadrar sus conductas en lo previsto en los ARt. 60 t 35 bis del CP.
Estas personas se encontraban vinculadas con dos denuncias de hurtos registradas en la Seccional Sexta, donde habían sustraído una amoladora, una caja de herramientas con destornilladores, pinzas francesas, llaves y dos bolsas de 8kg de comida para perros, entre otras cosas.
Investigando el hecho, efectivos de la Brigada de Hurtos de Seccional Sexta realizaron dos inspecciones oculares en sendas fincas ubicadas en esa jurisdicción, donde se incautaron de varios efectos presumiblemente hurtados: una amoladora, dos camperas, tres celulares, un bolso, un revólver calibre 38 marca Smith & Wesson, 4 cartuchos vivos, un par de guantes negros, una escopeta antigua, cartuchos vivos, un casco, dos bolsas de comida para perros, cajas de herramientas, una engrampadora y dos reels.
Los denunciantes reconocieron los efectos que les fueron hurtados como de su propiedad y los moradores de las viviendas pasaron a la justicia con el resultado conocido.

Chocó y cayó

Por otra parte, una magistrada carolina en materia penal dispuso este lunes el procesamiento y prisión de Gonzalo Federico Zubiría Rivero, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de un delito de Receptación.

Todo comenzó poco antes de las ocho de la mañana del sábado pasado, cuando alguien llamó a la Seccional Segunda para avisar que en el cruce de la Avenida Alvariza y la calle Aiguá había ocurrido un accidente de tránsito.
Constituidos en el lugar, efectivos policiales entrevistaron a quien manifestó ser el conductor de un camión Hyundai, que se hallaba estacionado en Av. Alvariza y fue chocado en la parte trasera por un auto marca Fiat Uno de color blanco. El conductor de este vehículo fue trasladado a su domicilio por el propietario del camión.
Pero momentos más tarde, la Mesa Central de Operaciones informó que había tomado conocimiento de un hurto de vehículo y agregó que se trataba de un Fiat Uno, de color blanco, justamente el que acababa de chocar. Dada la situación, se libró orden de detención del conductor del vehículo siniestrado, que enseguida pasó a manos de la justicia y fue enviado a prisión.

Contenido publicitario