En una ponencia efectuada al inicio de la última sesión del legislativo comunal, el pasado martes 13, el edil Daniel Ancheta planteó una cuestión de fueros por una actitud descortés que le había dedicado el edil nacionalista Darwin Correa. En la sesión anterior, según dijo, Correa había votado una prórroga para su ponencia mientras cuestionaba al intendente Enrique Antía, pero no levantando una mano o el dedo índice, como corresponde, sino el dedo mayor. Ancheta indicó que nunca en los años que lleva en la Junta había visto cosa igual, sin embargo, solo 14 de los 31 ediles acompañaron su planteo. De ahora en adelante vale todo, dijo Ancheta: “De acá en más voy a votar y voy a acusar con ese dedo, a ver si a alguien le gusta”, agregó.
“Cuando voté el Boletín le hice así -levantó la mano ‒o le hago así -levantó la mano con el índice en ristre‒. Hete aquí que en la sesión pasada (…) cuando un edil de este cuerpo me votaba las prórrogas ‒sobre todo una de ellas, que está plenamente identificada‒ lo hacía con un dedo. Pero no con este dedo ni con la mano, les quiero mostrar la foto de cómo el edil Darwin Correa me votaba las prórrogas… Sí. ¿Quiere que le diga con qué dedo? ¿Quiere que se lo diga?”, preguntó el edil mientras cundían en la sala las murmuraciones. Correa había imitado un gesto insultante muy propio de los norteamericanos que tiene muchos cultores en el país: mostrar el dedo medio de la mano.
Ancheta lamentó la actitud del edil nacionalista. “Desde esta bancada hemos sido críticos con el gobierno del Partido Nacional y hemos discutido con muchos ediles, pero estamos entrando en un terreno que me parece que no nos conduce a ningún lado”, arguyó. “Usted, que seguramente lo vio claramente, como presidente tiene la obligación de llamar al orden a los ediles y de mantener el decoro de la sesión de esta Junta Departamental. Usted, como yo, hace prácticamente veinticinco años ‒o veinte o veinte y pico‒ que está acá; yo, en los años que tengo, jamás vi a un edil que, estando en la oposición o estando en el gobierno, votara las prórrogas así, con ese dedo”, indicó.

Respeto
Ancheta señaló que en su carrera como edil nunca le faltó “el respeto a nadie, no me he metido con enfermedades ni personalmente con nadie. Ahora, si ocurre en mi barrio, yo lo arreglo de otra manera. Seguro, como se arreglan las cosas; se arreglan de otra manera. Pero como ocurrió en el ámbito de esta Junta Departamental y es un gesto que nunca nadie le había hecho a nadie ‒usted sabe bien de esto‒, es que nosotros sentimos los fueros lesionados, porque fue en la Junta Departamental. Mucha gente mandó las imágenes, tenemos ahí las imágenes de la manera de votar del edil Darwin Correa.
Indudablemente ahora va a haber otro tipo de trato ‒no estoy amenazando‒, estoy diciendo que va a haber otro tipo de trato, porque yo siempre fui respetuoso con el edil y con todos los ediles acá presentes. Si ustedes miran, saben cuál es el dedo y saben lo que significa eso en cualquier lugar del mundo. Ahora, si les parece normal…”, señaló.
“Yo le hablo a usted porque es el que tiene que mantener el decoro de esto; se vienen tiempos difíciles y hay que mantener un poco la línea. Digo esto porque permanentemente hemos sido críticos del gobierno departamental, pero no nos hemos metido con las personas. Y este gesto no se lo han hecho a nadie… Y no me voy a fijar en las veces en que al mismo edil le han llamado la atención por problemas con otros compañeros ediles. Seguramente van a decir que no, que ese no es el dedo, pero estaban las cámaras, están las imágenes”, agregó.
A juicio de Ancheta, el presidente de la mesa debe llamar la atención del edil o “tomar alguna medida”. “Si entramos en ese terreno, juguemos al juego duro, cada cual sabe lo que tiene para perder”, señaló.

La primera vez
En ese instante intervino el presidente de la mesa. “Usted puede plantear los fueros que quiera, lo que no puede es recriminarme no haber actuado ante lo que no vi”, dijo Rodrigo Blás. “Me parece que usted lo vio, presidente”; replicó Ancheta. “No, no. Ahí es cuando se complican los fueros: cuando se actúa sobre lo que a usted le parece y no sobre lo que sucedió”, respondió Blás. “Esto sucedió. Capaz que usted no lo vio, le doy el derecho a decir que no lo vio, pero esto sucedió”; señaló el edil frenteamplista.
“No, no lo vimos. Lo que yo le pregunto antes de votar es qué es lo que usted entiende que lesiona sus fueros: ¿que la Mesa no haya actuado o un gesto realizado?”
“Es la falta de respeto al cuerpo de esta Junta Departamental, porque seguramente en la calle o en otro lado este edil no me hace ese gesto. Si la Mesa no lo vio, la salvaguardaría… Si realmente no lo vio a pesar de estar mirando para ese lado como se ve en las filmaciones. Que se le llame la atención por la falta de respeto hacia este edil… o a cualquier otro edil de esta Junta, porque no es la primera vez que sucede. Lo sucedido otras veces ya está hablado. Incluso, a compañeros nuestros que han cometido errores, les han hecho pedir disculpas poco menos que de rodillas”, dijo Ancheta.
“Señor presidente, si entramos en este terreno ahora que estamos en campaña, vamos a entrar en un terreno fangoso y la verdad es que para salvaguardar a la institución no podemos dejar que ahora pasen cosas que nunca habían pasado. Esto nunca pasó en la Junta Departamental, presidente, nunca; usted está acá desde hace muchísimos años. Si cuando se plantea una votación yo voto con este gesto, usted va a llamar la atención porque no le va a gustar, porque sabe bien qué quiero decir si levanto ese dedo, ese dedo que aparece en la imagen. ¿O me va a felicitar y me va a decir que no sabe lo que estoy diciendo, o lo que estoy haciendo? ¿Sabe cuál es el dedo? ¿Quiere que lo levante?”, agregó.
“No. Capaz que lo hablamos afuera como dice usted”; dijo Blás. “Por eso, ¿vio cómo es? Pero yo no le haría eso afuera y usted a mí tampoco. El edil tampoco”, indicó Ancheta. A continuación se votó el planteo de fueros y resultó negativo: 14 en 31.
A juicio del edil frenteamplista “a partir de ahora va a valer todo, a partir de ahora no se va a mirar nada”.
Más adelante en su discurso, Ancheta comentó que lo de Correa fue “un gesto obsceno”, cosa que causó la hilaridad del edil nacionalista. “De acá en más voy a votar y voy a acusar con ese dedo, a ver si a alguien le gusta. Es diferente cuando estoy de aquel lado que cuando estoy de este. A nuestros compañeros, como decía, poco menos que los hicieron poner de rodillas para que pidieran disculpas. El partido de gobierno entiende que esto no… Bueno… Me queda claro que es como viene de arriba; desde el intendente hacia abajo a algunos directores y a algunos actores políticos se les está yendo la mano con la soberbia de la que hablábamos el otro día”, concluyó.
La situación dio lugar luego a una prolongada discusión. Al cabo de las ponencias se realizó una rectificación de votación que también fue de 14 de 31.

Blás votó los fueros

“Voto los fueros no para defender al edil Ancheta ni para atacar al señor Correa; voto los fueros para que todos prestemos atención a que acá estamos en una vidriera y antes de levantar un dedo, de levantar la voz o de decir alguna guarangada o cosa fuera de lugar, debemos saber lo que estamos obligados a representar y la conducta que debemos llevar. En función de eso, no de los fueros del edil porque no sé si fue dirigido a él o no ‒estoy seguro que no, porque conozco al dueño del dedo‒, pero sí de los fueros de la Junta, que no merecen un gesto de esos ni en joda ni en serio”.

Contenido publicitario