crucerrrr1La ministra de Turismo, Liliam Kechichián, adelantó este miércoles que planea reunirse en la próxima semana con su par argentino, Enrique Meyer, al que pedirá mayor flexibilidad en las tarifas que pagan los cruceros turísticos que llegan al puerto de Buenos Aires. La idea es incrementar la llegada de los barcos al Uruguay, en vistas de que el pasado verano el número naves disminuyó por una cuestión de precios.

La jerarca se verá con Meyer en estos días durante un encuentro iberoamericano de ministros de Turismo. Según aseguró en declaraciones recogidas por la agencia EFE y reproducidas en diversos medios de la República Argentina, Kechichián dialogará con sus homólogos en la región y pedirá al Gobierno argentino que actúe en materia de precios, por cuanto los altos costos del vecino país motivaron que algunas compañías de cruceros no hayan “podido llegar” o hayan “decidido no llegar a Buenos Aires”, lo que afectó la actividad en Montevideo y Punta del Este.
Kechichián presentó este miércoles en Montevideo el balance interanual de la temporada de cruceros en el país. En esa ocasión aseguró que algunos de los datos negativos del informe “no tienen que ver directamente con las políticas aplicadas en Uruguay, sino (…) con unas decisiones que algunas compañías de cruceros tomaron producto de no llegar a Argentina”.
“Hay un circuito que es Buenos Aires-Punta del Este que este año tuvo una merma muy importante”, agregó la ministra tras la presentación.

Sin circuito

Del documento se desprende que hubo una caída del 27,4 % en el número total de cruceros que arribaron al país, tanto a Montevideo como a Punta del Este. También hubo una fuerte caída, del 42 %, en los ingresos procedentes por este tipo de turismo a consecuencia de la reducción del número de viajeros que llegaron a bordo de las naves.
“Ya hemos hecho este planteo formal en la reunión de ministros de Unasur que se hizo en setiembre en Buenos Aires. Vamos a volver a reiterarla porque es de las típicas políticas que nos afectan porque (…) un crucero tiene un circuito, no viene solo a un lugar, y cuando un circuito presenta dificultades a las compañías nos afecta a todos”, destacó.
Kechichián también explicó que en la reunión de la semana que viene “el punto central del planteo es ver cómo el puerto de Buenos Aires flexibiliza algunas de sus tarifas, que es uno de los motivos por los que algunas compañías no han podido llegar o han decidido no llegar a Buenos Aires”, afirmó.
Según el informe interanual de la temporada de cruceros en Uruguay, desembarcaron en el país suramericano (entre Punta del Este y Montevideo) 332.118 turistas (un 18,9 % menos), de los que un 56,49 % fueron brasileños y un 21,87 % argentinos. En total el país recaudó 11 millones de dólares gracias a los cruceros.
En la presentación del balance, a la cual asistieron varios operadores turísticos uruguayos, también estuvo presente el subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff, y Carlos Falleti, director nacional de la cartera.

Contenido publicitario