SENEPOL

Dos empresarios radicaron una denuncia penal por el delito de usurpación contra la Sociedad Uruguaya de Criadores de Senepol. La denuncia involucra también a sus directores, los empresarios argentinos Juanita de Narváez y Miguel Franco Vigano de Narváez, según se desprende de la demanda presentada por el abogado Federico Graglia.

Los denunciantes, Martín Santurtun y Marcelo Gattás, registraron tiempo atrás la marca Senepol, que identifica a una raza de ganado. La marca fue inscripta en el Registro Nacional de la Propiedad Industrial, lo que los habilita a la implantación y desarrollo de la referida raza en el país.

En la denuncia, los empresarios recordaron que para poder cumplir con la normativa vigente en la materia, cumplieron con todos los pasos “conducentes con tal finalidad, no solo con el registro de la marca sino con la creación de la sociedad de criadores de Senepol cuya inscripción fuera oportunamente tramitada ante la Asociación Rural del Uruguay, y también con la compra y distribución de semen para la fecundación de ganado con lo mejor de la raza Senepol”.

Durante ese proceso los denunciantes mantuvieron encuentros de trabajo y negociaciones con De Narváez y Vigano para poder constituir conjuntamente una sociedad dedicada a criar al ganado de esa raza.

Las negociaciones no se concretaron, pero los denunciantes detectaron que su contraparte, a posteriori, había “inscripto en la ARU con apenas pocos días de antelación a nuestra solicitud a la creación de la sociedad uruguaya de criadores de senepol, copiando literalmente los estatutos y el acta fundacional, que oportunamente le enviáramos y confeccionara nuestro profesional”.

Antijurídica

“La conducta antijurídica de los denunciados es notoria ya que han ignorado a los titulares de la marca utilizando y usurpando la marca SENEPOL a sus legítimos titulares, en forma totalmente premeditada a pesar que se les ha intimado a que cesen en el uso ilegítimo e incluso se los ha citado a conciliación con dicho fundamento, la utilización y difusión de una marca de la que no son titulares”, sostuvo la denuncia a la que tuvo acceso Correo de Punta del Este.

“En prueba de ello se adjuntan pruebas documentales irrefutables al respecto, y la consumación del delito se encuentra no solamente en la utilización a modo de usurpación de la marca Senepol en la creación de una sociedad con dicho nombre sino que se puede constatar en las diversas publicaciones en la prensa escrita y televisiva, de la marca SENEPOL como si fuera propia, obviando todas las advertencias e intimaciones que se les hiciera al respecto por los titulares de la marca SENEPOL, incluso el desparpajo es tal que en la audiencia de conciliación ni siquiera se plantea la más mínima explicación o fundamento del por qué se ha usurpado la marca SENEPOL”, agrega el documento.

“En definitiva los denunciantes además de ser el titulares de la marca SENEPOL, hicieron inversiones en adquisición de semen bovino de la marca Senepol que fuera distribuido entre varios productores rurales a los efectos de la implantación de este tipo de ganado, con un proyecto económico a largo plazo que fuera truncado por los denunciados, quienes ilegítimamente se han adueñado de la marca y fundado una sociedad de criadores en forma unilateral, además procediendo en forma mendaz al difundir la creación de una sociedad uruguaya de criadores del senepol en el año 2005, cuando la misma fue creada en el 2013, tal como hasta hace poco se difundía en el portal de internet por parte de los denunciados”, indicaron.

Los denunciantes afirman que les asiste la razón tanto en lo que respecta a la propiedad de la marca como a su empleo en todo el territorio nacional. Por esta razón solicitaron que los denunciados sean enjuiciados a derecho en la vía penal.

Contenido publicitario