La Intendencia de Maldonado y la Suprema Corte de Justicia suscribieron un convenio por el que se establece el préstamo del salón vidriado del Paseo San Fernando, de propiedad comunal, para que se puedan realizar las ceremonias civiles de matrimonio “dentro de un espacio más adecuado y en un entorno agradable”, según resaltó la directora de Asuntos Legales de la IDM, Adriana Grasiuzo.
El acuerdo se firmó el pasado viernes 29 de noviembre en Montevideo ante la presencia de representantes de ambas partes.
El intendente Enrique Antía, subrayó que se trata de “un pequeño gesto para colaborar con la institución matrimonio”, y juzgó que esto contribuye a que “la unión civil sea digna, fortaleciendo algo tan importante como la familia”. Por su parte, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Turell Araquitain, agradeció formalmente la oferta del local por parte de la IDM.
La medida permitirá solucionar una problemática generada en el escueto espacio del local utilizado hasta el momento en el Edificio San Lázaro, donde funciona el Juzgado de Paz. La Intendencia ya ha había recibido numerosas inquietudes de los ciudadanos al respecto. “Dentro del Juzgado de Paz el lugar era pequeño y no tenía las condiciones adecuadas”, dijo la doctora Graziuso.

Dignidad
Por su lado, el director general de los Servicios Administrativos de la Suprema Corte de Justicia, Marcelo Pesce, dijo que el convenio “permitirá descongestionar el Edificio San Lázaro para que las ceremonias se realicen de una manera digna. Se dará un mejor servicio a la población de Maldonado y dentro de un entorno más lindo y cuidado para que esa instancia esté a la altura de las circunstancias”, señaló.
El salón vidriado está ubicado en el jardín central del Paseo San Fernando y tiene una superficie de aproximadamente 120 metros cuadrados. De acuerdo al documento firmado, el espacio será entregado por la IDM con el equipamiento acorde a las necesidades de las ceremonias. La Suprema Corte de Justicia podrá hacer uso de las referidas instalaciones los miércoles y viernes, de 12 a 18 horas, durante el invierno y los miércoles y viernes, de 8 a 13 horas, en verano. En tanto, la Dirección General de Cultura tendrá a su cargo el acondicionamiento del local antes del horario y los días previstos. Allí también funciona la Escuela de Danza.