casetaa1

La instalación de las 84 casetas de vigilancia en las playas se ha retrasado más de lo previsto. Así las cosas, los guardavidas que trabajarán esta temporada se reunirán nuevamente para decidir si comienzan o no a trabajar el día 1° de diciembre, como estaba previsto. A todo esto, el supervisor de los trabajadores del área, Marcelo Simoncelli, dijo ayer a FM Gente que el domingo pasado, cuando realizaban pruebas de entrenamiento para la temporada, los guardavidas debieron rescatar a dos jóvenes que se bañaban en Playa Brava.

En lo que refiere a la preparación, Simoncelli dijo que “falta tomar las pruebas a los aspirantes. La brigada estable ya realizó las pruebas el domingo pasado. Para el lunes ya tenemos el listado y el equipo estaría pronto para bajar el 1° de diciembre”, indicó.
No obstante dijo hay problemas con “el armado de las casetas”. El trabajo “está un poco retrasado y no sabemos si va a estar para el 1°, en tiempo y forma. Esa es la preocupación grande que tenemos”, destacó. Al respecto recordó que la comuna hizo un llamado urgente a licitación “y ahora se está estudiando a qué empresa se lo dan en la Dirección de la Intendencia que se encarga de la adjudicación. Y eso lleva un tiempo administrativo que no concuerda con el que tenemos nosotros, para bajar el 1°. No solo por el trabajador, que ya está pronto de acuerdo a lo estipulado, sino por la gente, ya que empieza a mejorar el tiempo y hay una gran concurrencia de bañistas en las playas”, señaló.

Rescate improvisado
Simoncelli dijo que en los próximos días se realizará una asamblea en la que “se va a tomar alguna resolución. El guardavida quiere bajar; no quiere que surja ningún problema, ni que haya ningún accidente fatal”, aclaró.
Asimismo, relató que el pasado domingo, “el día de las pruebas, se hizo un rescate a dos jóvenes en la zona de Los Dedos. Dos chicos que estaban haciendo surf perdieron las tablas, no sabían nadar, no podían salir. Y por suerte estábamos nosotros Y fueron rescatados sin problemas. Pero si no hubiéramos estado, no sé en que hubiera terminado”, indicó. Por eso estimó que “lo ideal” sería comenzar a trabajar en noviembre, como se hace en Montevideo.
Consultado sobre cuantas casetas se necesitan para trabajar, Simoncelli dijo que hay 84 puestos de guardavidas. “Son 84 casetas. Si no están para el 1°, que lo veo difícil, por lo menos que se empiecen a instalar en los lugares más peligrosos y con más concurrencia en estos primeros días de diciembre”, afirmó.
Por eso ahora se decidirá si cabe bajar a las playas o esperar a que todas las casetas estén instaladas
”Hay que ver en qué condiciones se podría bajar si no tenemos las casetas. Si no tenemos un lugar físico donde estar apostados, toda la seguridad laboral se vería afectada. Pero eso está en manos de la asamblea. Los guardavidas quieren bajar, Ahora, no sabemos cómo lo vamos a hacer para trabajar en las mejores condiciones”, afirmó.
El supervisor explicó que la caseta protege a los guardavidas del sol y las inclemencias del clima y que en ellas se guardan los implementos de trabajo. “Si no tenemos las casetas, retrocedemos más de 20 años”, sentenció.

 

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

  1. porque no ofrecen a los guardavidas que levanten las casetas y le pagan extra?es de lógica q sin caseta no trabajen!!!!!

Comments are closed.