Luis Eduardo Pereira y Carlos Etcheverry firmaron ayer un “acuerdo reparatorio”

Fueron clausuradas las actuaciones relacionadas con el caso de la demanda por difamación e injurias presentada el año pasado por el director de hacienda de la comuna

En la tarde de ayer la jueza penal de 11º Turno, Ana María Guzmán, archivó las actuaciones relacionadas con el caso de la demanda por difamación e injurias presentada el año pasado por el director de hacienda de la comuna Luis Eduardo Pereira contra Carlos Etcheverry, secretario del diputado Óscar de los Santos. Guzmán homólogo el acuerdo reparatorio alcanzado entre las dos partes y cuyo texto es el siguiente:
Acuerdo Reparatorio. Cláusula Primera Antecedentes
En la causa 288-580/2018 tramitada ante el Juzgado Letrado de Maldonado de cuarto turno con fecha 26 de setiembre de 2018, se realizó audiencia en la cual, la fiscalía Letrada departamental de Maldonado de Primer Turno a cargo de la Doctora Silvia Naupp, en virtud de una denuncia presentada ante la Fiscalía el 26/12/2017 por el Sr. Luis Eduardo Pereira, asistido por el Dr. Enrique Moller, solicitó la formalización del señor Carlos Eduardo Etcheverry Arenas, ci 3.076.458/5, asistido por su defensa de particular confianza, dres. Gonzalo Peloche y Marcelo Amoroso, como presunto autor penalmente responsable de un delito de difamación, arts. 60 y 333 del Código Penal y el sr. Juez Dr. Diego González Camejo, tuvo por formalizada la investigación seguida por la fiscalía respecto al señor Carlos Etcheverry, disponiendo que se comunicara, a jefatura, a ITF y a la Corte Electoral en caso de corresponder, 2) en audiencia realizada el 30 de octubre de 2018, la defensa del Sr. Carlos Etcheverry solicitó el sobreseimiento de su defendido y el juez dispuso el sobreseimiento, argumentando, en síntesis, que por la materialidad de la conducta imputada por la fiscalía y que el derecho penal no debe intervenir en este caso, sino que deben intervenir el derecho civil y la reparación a la víctima, ya que entre los derechos al honor y el de la libertad de expresión se inclina por este último, aunque si hubiera prueba de la real malicia, por lo que tanto la fiscalía, como la defensa de la víctima anunciaron la apelación de la Nº1370/2018, dictada en dicha audiencia; 3)presentadas las apelaciones y evacuando el traslado de los recursos por la defensa de Carlos Etcheverry, se franqueó la alzada ante el Tribunal de Apelaciones de primer turno, el cual por mayoría de sus integrantes como habilita este tipo de pronunciamientos, revocó la recurrida por considerar en general compatibles los agravios esgrimidos por los apelantes, considerando que del debate oral que dejó habilitado el art. 131.1 del NCPP no podía concluirse que quedara de manifiesto o en forma irrefragable, que la fiscalía no tuviera en cuenta los elementos necesarios para imputación seleccionada y que si bien era cierto que la denuncia por difamación debía tomar en cuenta la real malicia, y que efectivamente ésta no fue mencionada en forma expresa en la denuncia, lo cierto es que en esta denuncia se hace mención a circunstancias que podrían configurarla, concretamente, en el Num. 3, afs. 1 vto., concluyendo que se desprendía de la recurrida, así como de los agravios y su contestación que en la sentencia impugnada se actuó un análisis del mérito sustantivo reservado para etapas posteriores, por lo que revocó la recurrida y dispuso que se prosiguieran las actuaciones por el subrogante real (art. 325CPP). – es decir, mantuvo la formalización del Sr. Carlos Etcheverry, como presunto autor penalmente responsable de un delito de difamación arts. 60 y 333 del Código Penal.- Cláusula segunda: en el estado actual de las actuaciones de conformidad al art. 393 del CPP, existiendo formalización del imputado y la víctima debidamente instruidos por el ministerio público (art. 395 CPP), han convenido un acuerdo reparatorio simbólico, en los términos y condiciones que se dirán. Cláusula tercera: conforme a que se trata de un delito contra el honor y perseguible a instancia de parte, art 394, lit e del CPP, que no se trata de un delito en el que exista interés público en su persecución de acuerdo a lo establecido en el art 394 CPP y en la instrucción generla de la fiscalía número 6 y que ambas partes han sido debidamente instruidas de parte de sus asesores legales, del alcance del instituto, y de las obligaciones que ello implica, prestan su consentimiento en forma libre y voluntaria, acordando poner fin en forma definitiva a este proceso, y renuncian a iniciar cualquier acción y a pretender cualquier derecho y acción civil o penal entre ellas, derivada los derechos denunciados, suscribiendo el presente acuerdo reparatorio al que consideran cumplido, y solicitan se convoque audiencia para ponerlo a consideración del juez de la causa a efectos de su control, homologación, y que con ella se declare de conformidad al artículo 397 del CPP extinguida cualquier responsabilidad, ordenándose la cancelación de la notación en el registro nacional de antecedentes judiciales.- para constancia se firma el presente acuerdo.-