cambionelson

En un reportaje que concedió a la Radio Carve, de Montevideo, el menor de los hermanos Sanabria, Guillermo, admitió que las empresas de su padre ya tenían problemas en 2015, aunque aseguró que todos se podrían haber solucionado de no haber sido por “la cagada” que perpetró su hermano Francisco Sanabria Barrios. Por ello pidió que el prófugo regrese al país para dar la cara y responder ante los clientes del cambio Nelson que, como se sabe, no han podido recuperar su dinero. A su juicio, Francisco no respetó la historia familiar y deshonró la memoria de su padre.

El joven aseguró que los problemas de las empresas del ex senador, fallecido en setiembre de 2015, no eran tan graves como insinuó su hermano en un mensaje de voz que envió poco después de huir del país.

Francisco Sanabria fue quien dispuso el cierre de las 11 sucursales de Cambio Nelson y anunció una presunta “reorganización empresarial”, aunque se marchó al extranjero inmediatamente. En ese mensaje había dicho que regresaría para dar la cara y pondría todo el patrimonio de la familia para cumplir con sus clientes.

También dijo que la familia había perdido “millones y millones de dólares” y aseguró que no estaba en Estados Unidos sino en un país del Mercosur, a dos horas del Uruguay, por lo que pronto regresaría. Luego se supo que un abogado había presentado en su nombre un pedido de concurso judicial, que es lo que hace un empresario quebrado para no dejar en banda a sus acreedores.

El audio

Sanabria hijo nunca se ha caracterizado por manejar fluidamente el idioma español. “A veces por cosas de la vida heredamos cuestiones que hacen que uno esté en lo que significa las formas, la documentación, para ser claro. Pero a veces también quien está en la forma no es quien realmente hace las cosas”, dijo en el audio que envió a un cronista carolino y fue difundido por Subrayado.

“Puedo asegurar con pesar y con una angustia tremenda que nada de esto fue ni ideado ni planeado, sino que se intentó salvar algo que heredamos y que venía muy mal”, agregó.

Por su parte, Guillermo Sanabria dijo al programa Así nos va, de Radio Carve, que Francisco habría desviado grandes sumas de dinero del cambio Nelson para invertir en la torre Artower, en la que Wilson Sanabria tenía un 20%. Esas acciones estaban a nombre de Guillermo pero el joven dijo que todo era manejado por Francisco.

Guillermo también precisó que no tuvo nada que ver con el desacierto de su hermano mayor y consideró que “el que tiene que dar la cara y hablar es él”, por cuanto manejaba todo lo que pertenecía a los sucesores del exsenador.

Guillermo también aseguró que la deuda de la familia no es nada parecido a lo que se ha dicho y añadió que hay otros responsables, aunque se reservó su nombre.

Según había informado Correo de Punta del Este antes del feriado de carnaval, Francisco Sanabria tomó dinero de los clientes del cambio Nelson para activar la terminación de varios apartamentos de Artower, que así podrían estar a la venta ya en el verano. Se suponía que al vender dos unidades el dinero se recuperaría, pero nadie se presentó a comprar. También trascendió en aquella instancia que, sin saber lo suficiente del mundo de las finanzas, y actuando con gran “soberbia”, Francisco había ordenado operaciones de cambio que afectaron seriamente la solidez de la empresa.

Contenido publicitario