“Maldonado ante la definición de las transferencias del quinquenio”, por la Cra. Blanca dos Santos Cruz*

El 1ro de marzo comenzó a correr el plazo para que el Poder Ejecutivo proyecte, con asesoramiento de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el presupuesto quinquenal y lo envíe al Poder Legislativo. El mismo, además de gastos, inversiones, sueldos, escalafones e ingresos, deberá contener el porcentaje que, sobre el total de recursos nacionales, se asignará a los gobiernos departamentales (GD) en concepto de transferencias según los Arts. 214 y 298 de la Constitución, además de otras transferencias de origen presupuestal. Previo a ello, el Congreso de Intendentes en el ámbito de la Comisión Sectorial de Descentralización (en adelante CSD), antes del próximo 30/6 deberá asesorar a la OPP sobre el porcentaje de transferencias de origen constitucional para los GD, a incluir en el presupuesto quinquenal, y ésta, aun estando en desacuerdo, deberá elevarlo al Poder Ejecutivo quien lo comunicará al Poder Legislativo.
Hemos tomado conocimiento en los últimos días de los anuncios de la OPP sobre la intención de minimizar las transferencias hacia los gobiernos departamentales “sin afectar la obra pública en el interior”, por lo que entendimos pertinente el presente análisis.

LAS TRANSFERENCIAS DISPUESTAS EN EL ART. 214 DE LA CONSTITUCIÓN:
Esta partida de libre disponibilidad constituye el 80% del total de transferencias desde el Gobierno Nacional (en adelante GC) hacia los GD, en el marco de las políticas de descentralización y coordinación. Actualmente se transfiere el 3.33% del presupuesto nacional, uno de los porcentajes más bajos de América Latina, el que luego de una serie de descuentos se asigna a los departamentos, según un coeficiente de reparto que tam-bién se fija en la ley de presupuesto. Para determinar dicho coeficiente se utilizan 4 parámetros: superficie, población, inversa del PIB por habitante, y porcentaje de hogares con carencias en las condiciones de vivienda según Censo 1996. Es condición para que los GD reciban las transferencias netas luego de los descuentos previstos, el cumplimiento de las metas y compromisos de gestión suscritos con la CSD, y que presenten ante el Poder Legislativo, dentro de 6 meses de cerrado cada ejercicio, la rendición de cuentas de las partidas recibidas y destinos aplicados.
Estamos ante una próxima definición del porcentaje global que se asignará a los GD y de la cuota parte que recibirá cada departamento. En el marco de las políticas de descentralización y de coordinación entre el GC y los GD corresponde cubrir la brecha entre las necesidades de gasto y las posibilidades de recaudación de los GD, y beneficiar a las zonas menos desarrolladas.
Pero también, los GD van asumiendo cada vez más competencias que son responsabilidad del GN, lo que podría verse reflejado a la hora de asignar el coeficiente de reparto por departamento y los parámetros sobre los que se determina. Por ejemplo, en el caso de Maldonado, la instalación de las Cámaras de Seguridad para mejorar la seguridad pública, ha requerido de una inversión millonaria para un fin cuya competencia es del Ministerio del Interior. Maldonado tiene una de las tasas de homicidios más elevadas del país, ocupa el primer lugar en la tasa de mortalidad por siniestros de tránsito, y ostenta un porcentaje por encima de la media del país de jóvenes entre 14 y 24 años que no estudian ni trabajan. Por otra parte, Punta del Este ocupa el primer lugar en ingresos por servicios turísticos de los más de 3 millones de turistas que llegan al país anualmente.
Entendemos que las situaciones antes mencionadas deberían ser tenidas en cuenta a la hora de asignar los parámetros para determinar los coeficientes de participación. Congreso de Intendentes, Ministerios, OPP, Poder Legislativo, todos ámbitos en los que se definirá la cuota parte de Maldonado en esta partida.

FONDO DE DESARROLLO DEL INTERIOR (FDI), ART. 298 DE LA CONSTITUCIÓN
Se fija presupuestalmente un porcentaje, (actualmente 11 %), de los tributos nacionales recaudados fuera de Montevideo, para constituir este fondo con destino a planes de descentralización y de desarrollo regional y local, según proyectos presentados por los departamentos. Actualmente este fondo lo ejecuta en parte el GN y en parte los GD, según proyectos que previamente deben ser aprobados por la CSD y se financian en parte por los GD. La reglamentación determina las condiciones de asignación y los coeficientes de reparto por departamento. Esta partida representa el 8% de las transferencias del GN a los GD ocupando el segundo lugar.
Estamos en este caso también ante una próxima determinación presupuestal de los coeficientes (y parámetros) de reparto entre los departamentos. Lo que en definitiva se reciba depende de los proyectos que desarrollen los gobiernos departamentales.

FONDO DE INCENTIVO PARA LA GESTIÓN DE LOS MUNICIPIOS (FIGM)
Es una de las fuentes de recursos para financiar el cumplimiento de los cometidos de los municipios, a partir de la existencia de este tercer nivel de gobierno que tiene el fin de dar repuestas a las demandas ciudadanas desde un lugar más cercano, con autonomía, pero según lineamientos estratégicos departamentales y nacionales. Se determina en el presupuesto nacional la partida a asignar para este fondo, que se distribuye: 10% por igual entre todos los municipios (en Maldonado 8 de 112); 75 % según proyectos y programas aprobados por la CSD (s/ habitantes, superficie, necesidades básicas insatisfechas y nivel educativo de la población de cada municipio); y el 15 % restante para financiar proyectos y programas de acuerdo al cumplimiento de metas que surjan de los compromisos de gestión celebrados entre los municipios y los GD en el marco de la CSD.
El desarrollo de la autonomía en la organización, administración y funcionamiento de los municipios recién comienza a hacerse visible, por lo que este tercer nivel de gobierno enfrenta un desafío mayor. Para poder acceder a partidas provenientes de este fondo acordes a sus necesidades, los municipios deben generar las propuestas y planes de gestión necesarios y plasmarlos en los respectivos compromisos de gestión con el GD. Todo un desafío para los candidatos a las alcaldías hacia el próximo 10 de mayo.

SUBSIDIO DE ALUMBRADO PÚBLICO
Cubre 40% del consumo de alumbrado público de los GD, incentiva el desarrollo de planes de eficiencia energética y el uso de luminarias eficientes. Representa el 4% de las transferencias. Un adecuado plan de eficiencia energética en el presupuesto quinquenal departamental, no solo implicara una reducción del gasto sino también un aumento de las partidas a recibir por este concepto.

FONDO DE ÁREA METROPOLITANA
Fue creado en el presupuesto quinquenal 2015, destinando una partida anual en pesos con el objetivo de contribuir al financiamiento de obras de infraestructura viales, de transporte y de desarrollo logístico destinadas a mejorar el funcionamiento del área metropolitana de los departamentos de Montevideo y de Canelones. Se comenzó a distribuir en 2018 a Montevideo 4/5 y a Canelones 1/5.
Como primera observación el área metropolitana actualmente se define por territorios no solo de Montevi-deo y Canelones sino también de San José al que no se incluyó en el fondo. Como segunda observación, si Maldonado recibe gran parte de los más de 3 millones de turistas que llegan al país y recibe la mayoría de los ingresos por este concepto, está claro que requiere obras de infraestructura viales de transporte y de provisión de servicios turísticos que más que justificarían incluirlo en el concepto de zona metropolitana.
A pesar de los anuncios de no volver a asignar esta partida, es tarea de nuestros gobernantes y legisladores locales lograr que desde el GN se preste atención con carácter de interés nacional, a las necesidades de infraestructura de Maldonado, la ventana de Uruguay al mundo.-
Maldonado enfrenta una nueva oportunidad de adecuar a su realidad el nivel de transferencias que recibe. Si gobernantes, actores políticos, asesores, técnicos, funcionarios y legisladores departamentales, logran la debida coordinación y análisis en pro de una adecuada propuesta para Maldonado, desde el Congreso de Intendentes y hacia los Ministerios, la OPP y el Poder Legislativo, la población, única destinataria de los esfuerzos políticos hacia el 10 de mayo, se podría ver beneficiada. Esto siempre que luego de alcanzadas las transferencias, estas sean correctamente administradas, ejecutados los proyectos comprometidos y cumplidas las correspondientes rendiciones de cuenta. –

CLAVES: porcentaje de asignación de transferencias a los GD; coeficientes de reparto por departamento, parámetros de asignación, proyectos de desarrollo del interior, planes de gestión de los municipios, eficiencia energética departamental, definición de área metropolitana. –

* Especialista Tributaria Mercosur