Maldonado está en “una profunda crisis que viene de larga data”, dijo Rodrigo Blás

El actual candidato a la diputación dijo que recorriendo el departamento ha conocido varias situaciones “angustiantes” de familias que a duras penas logran sobrevivir por la falta de trabajo

El líder del sector nacionalista Unión y Cambio, Rodrigo Blás, candidato a la diputación por la Lista 23 y anunciado postulante a la Intendencia, estimó hace unos días en el programa Frecuencia Abierta que Maldonado se encuentra sumido en “una profunda crisis” que, a su juicio, lleva varios años. Blás dijo que al recorrer el departamento ha visto situaciones “angustiantes” y que la población insiste con el repetido reclamo de puestos de trabajo. La solución es votar al líder de su partido, indicó.
“Hoy estamos en una profunda crisis en Maldonado, que viene de larga data”, aseguró Blás. Como ejemplo, citó el caso de familias que han visto sus proyectos truncados y deben convivir con sus hijos casados y aun sus nietos; todo por la falta de trabajo y los altos costos de los servicios públicos.
Blás consideró “lamentable” que varias familias deban sumar sus ingresos para poder costear sus gastos básicos de alimentación, vestimenta y educación y estimó que las tarifas de los servicios públicos pueden ser bajados. También indicó que “el planteo recurrente es por trabajo, ya que a falta de ello es que surgen otros problemas como los de la seguridad, por lo cual es necesario implementar antes que nada medidas que le quiten presión a las pequeñas empresas para que puedan funcionar y generar trabajo”, según la emisora.

“Cambio de rumbo”
El candidato nacionalista estimó que el actual panorama puede compararse con la crisis que atravesó décadas atrás el sector de la construcción. Probablemente se refería a la crisis cambiaria de 1982 o a la situación crítica de 2002.
De todos modos consideró imprescindible un “cambio de rumbo” que, según estimó, es posible si el senador Luis Lacalle Pou es electo presidente de la República. En el programa de su partido, dijo, se proponen medidas que se pueden adoptar de manera inmediata para reactivar sectores hoy deprimidos. Ademas, señaló que “hay espacio para algunas renuncias” fiscales que permitan dar incentivos a la industria, el comercio y el trabajo. El ahorro de US$ 900 millones anuales que propone Lacalle Pou puede llevarse a cabo sin provocar ningún desequilibrio, afirmó.
Como candidato a la Cámara Baja señaló que aprecia las propuestas concretas, porque no se puede prometer solo trabajo sin mencionar cómo lograrlo. Insistió en que el candidato nacionalista propone gobernar austeramente para no cargarle factura a los ciudadanos o a los empresarios, que ya soportan una “gran presión”.
Asimismo, dijo que un gobierno del Partido Nacional, será mucho más sensible con Maldonado, para atender compromisos que no corresponden al gobierno departamental.
En ese sentido, dijo estar seguro de que habrá apoyo para planes de viviendas, para los grandes eventos que dinamizan la economía, e incentivos para las empresas. Eso será beneficioso para Maldonado y el resto del país, concluyó.