Maldonado no hace “demasiado” para atraer a los cruceros, estimó experto

 

Un periodista argentino especializado en turismo y más precisamente en cruceros, Ricardo Marengo, aseguró este martes a FM Gente que Punta del Este “no está haciendo demasiado” para lograr que las empresas navieras lleguen a la zona, como, según dijo, sí lo está realizando Montevideo. De todos modos, señaló que dada la ralentización de los viajes a China, las empresas deberán volcarse a Sudamérica, por lo que la zona podría verse beneficiada. Los barcos van a tener que operar en algún lado, comentó.
Marengo dijo que la pasada temporada de cruceros fue “atípica” y dejó algunas enseñanzas. Según recordó, se había asegurado que un crucero uniría Buenos Aires, Mar del Plata y Punta del Este pero el viaje no se concretó. “Quizás esto sirva para que las autoridades tomen un poco más en serio algunas propuestas y las analicen detenidamente antes de salir, alegremente, a ‘esponsorearlas’”, indicó. A su juicio, fue una lástima que la iniciativa fracasara; podría haber sido “un éxito”, siempre que “fuera hecho por gente con idoneidad en el tema”. Pero como no se concretó, ahora, “aparentemente”, están devolviendo el dinero de los pasajes que ya había vendido. “Pero no puedo asegurar que lo hayan hecho con todos los que compraron… Yo sigo recibiendo mails y asesoro a la gente para que recurra a la Dirección de Defensa del Consumidor. Y una empresa naviera responde al Ministerio de Turismo y al de Transporte”, añadió.

Proa a Sudamérica
Por otra parte, el cronista confirmó que las empresas MSC y Costa Cruceros son las más importantes de la región, pero comentó que Pullmantur, que hace unos años llegó a la zona y luego se retiró, “no descarta la posibilidad de volver al ruedo. Princess también ha dicho que va a incorporar un barco más grande, el Royal Princess, que va a operar el año que viene acá”, señaló. Celebrity también va a contar con un barco más grande, agregó.
“Las navieras de alguna forma están empezando a apostar una poco más a Sudamérica”, entre otras cosas por la “ralentización del mercado chino. Eso va a liberar barcos y van a tener que operar en algún lado”, estimó. “El gran problema regional sigue siendo Brasil”, porque mientras Argentina, Chile y Uruguay “hacen bien los deberes, sigue haciendo las cosas mal”, lo que complica la tarea de las navieras, señaló.

Muelle de cruceros
Marengo señaló que desde hace unos años Montevideo entendió que, más que puerto de escala, le conviene ser un “port home”, donde se realiza el recambio de pasajeros. En una terminal de escala, como Punta del Este, el pasajero deja unos 140 dólares por día, mientras que en un “puerto base” el gasto es mucho mayor, porque generalmente alarga su estadía y le da actividad a toda la ciudad. “Montevideo lo entendió y ha ido trabajando en ese sentido. Lo de la nueva terminal de cruceros está en sintonía con todo esto”, afirmó. Punta del Este, en cambio, “no ha hecho demasiado para posicionarse y atraer a las navieras, como sí lo está haciendo Montevideo”.
El periodista dijo que cuando alguien dijo de hacer “un muelle de cruceros en Punta del Este, pusieron el grito en el cielo y dijeron que no, que no les interesaba. Y ha puesto una cota máxima para la cantidad de cruceros que pueden estar fondeados frente a la Mansa. Todo ese tipo de señales, más que acercar a la industria, la aleja”, subrayó.
Además, estimó que las autoridades deberían contactarse con las empresas navieras para saber si alguna quiere instalar un muelle de cruceros en Punta del Este. “Ese debería ser el próximo paso. No digo pegado o afeando la costa de Punta del Este, pero sí buscando un lugar que sea accesible. Costa hoy llega a Montevideo y ofrece a Punta del Este como una excursión”, indicó.