El grupo “Maldonado por la tierra y el agua” informó que se adherirá a la IX Marcha Nacional en defensa de los bienes naturales. En el comunicado dado a conocer por el grupo anuncian que este 20 de octubre marcharán en Montevideo, e invitan a toda la población a sumarse “a este sueño de un Uruguay realmente Natural”.

Asimismo informaron que se podrá viajar desde Maldonado y brindaron  los teléfonos 42 22 19 22 o 098 390 465, para aquellos interesados en sumarse a la movida. La IX Marcha Nacional en defensa del agua, la vida y los bienes naturales se realizará a partir de una concentración en la explanada de la Universidad desde las 17:30. La caminata arrancará en forma de “marcha pacífica” hacia la Plaza Independencia. “El gobierno pretende privatizar el control del agua, estableciendo con el Plan Nacional de Aguas un marco jurídico para tal entrega, anticonstitucional (art 47, reforma del agua) y fundamentalmente en contra de la vida. Se especula en la búsqueda de petróleo, amenazando con utilizar Fracking, con nefastas consecuencias para el ambiente y la vida, poniendo en peligro recursos comunes, como el Acuífero Guaraní. Reafirmamos: No a la privatización y degradación del agua”.

El grupo dio a conocer sus argumentos: “Maldonado vive desde años, al igual que el resto del país, una serie de agresiones sobre su medio ambiente que ha dañado de forma considerable su tierra y su agua. Las plantaciones de soja transgénica con su carga de agrotóxicos, la ‘forestación’ de monocultivos de eucaliptos, el deterioro de los cursos de agua, de los humedales, la degradación de la costa, la desaparición del monte nativo y monte psamófilo, los enormes problemas de contaminación de nuestro principal reservatorio de agua dulce, la Laguna del Sauce, son algunos de los problemas a los que nos enfrentamos”, indicó la misiva.

“No podemos tampoco dejar de observar lo que pasa fuera de las fronteras del departamento, pero que nos afecta como a todos los uruguayos: el peligro latente de la mega minería y el fracking, la sobreexplotación de la pesca, la instalación de más empresas multinacionales de dudosos beneficios económicos, pero comprobados efectos nocivos sobre el medio ambiente. Porque creemos que hay alternativas a este modelo depredador al cual estamos abocados, porque apostamos a un Uruguay que apunte a respetar el patrimonio de todos los que vivimos hoy, y el de las futuras generaciones.

Pero hay más: “Defendemos la producción de alimentos sanos, la autonomía y soberanía alimentarias.1.334.000 ha de monocultivo de soja transgénica, fumigadas con agrotóxicos, en un modelo de agronegocio del gran capital, que contamina cultivos criollos y destruye apicultura, incompatible con el modelo de producción de alimentos sanos. 1.200.000 ha de monocultivo de eucalipto, para plantas de celulosa, que negocian vía zonas francas y utilizan inescrupulosamente el agua de cursos como del subsuelo. Zonas francas benefician plantas de celulosa y se plantea una tercera. Estos monocultivos son de ciclo corto (8 a 10 años) e inutilizan la tierra. Se prevén 4 millones de hectáreas para monocultivo de eucalipto, declaradas de prioridad forestal. Fuente: Uruguay XXI Sector forestal. Reafirmamos: No a la depredación y contaminación de tierra y agua, no a la instalación de la 3a planta de celulosa”.

Y sigue: “Defendemos del saqueo la pesca en nuestras aguas, que tendrá fuertes impactos en nuestros ecosistemas marinos. La Paloma, el puerto maderero dejó de funcionar y la empresa Christorphersen, concesionaria de uso por 30 años, hará nuevas obras. Se buscan contratos con pesqueras chinas para operar en nuestras aguas y con bandera uruguaya, usando barcos construidos en China. Reafirmamos: No a la entrega de nuestra riqueza marina al gran capital”. “Defendemos nuestras riquezas minerales y bienes comunes. La ley de megaminería (ARATIRÍ por su nombre en guaraní) que prevé la extracción a cielo abierto y el uso indiscriminado del agua, sigue a la espera de una oportunidad de entrega de nuestras riquezas al gran capital. Reafirmamos: no a la megaminería”.

La misiva terminó explicando que pretenden defender “nuestro territorio y bienes comunes. El gobierno promueve marco jurídico que favorece el saqueo del territorio y los bienes comunes, justifica esa entrega por la supuesta generación de puestos de trabajo, pero los estudios indican lo contrario. MGAP-DIEA: “Censo Agropecuario 2000”, mide cantidad de trabajadores permanentes cada 1000 ha., según la actividad. Viticultura 167, Horticultura 125, Fruticultura 72, Arroz 34, leche 22, Ovinos 10, carne vacuna 6, Forestación 5. Reafirmamos: No más versos ni elaboradas y engañosas argumentaciones”.

Contenido publicitario