Los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, que están reunidos desde hoy en la ciudad de Santa Fe, en la 54.ª Cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur), firmarán mañana la eliminación del cobro del servicio de roaming al viajar en el Mercosur. Así, los habitantes de la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay podrán usar sus teléfonos celulares en cualquiera de los otros tres países sin tener que pagar costos adicionales, como ocurre entre los miembros de la Unión Europea.
A eso se suma que los mandatarios pondrán también su rúbrica para el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, lo que fue calificado como “un antes y un después” para las economías de los países del bloque regional. Según se sabe, los países mercosureños tendrán acceso a partir de ahora a un mercado de cientos de millones de personas salvo en unos pocos rubros comerciales. Ese acuerdo se había trabajado por algo más de 20 años. El tratado de libre comercio se firmó hace un par de semanas en Bruselas.
La implementación de la abolición del pago del roaming deberá todavía ser aprobada por los parlamentos o congresos de cada país firmante. “Hemos demostrado que podemos ponernos los pantalones largos. Transformar al Mercosur con las necesidades de nuestros países. El Mercosur ha pasado a ser una carta de presentación muy valiosa. Tenemos que tener el coraje y la visión y creatividad para adecuarlo a lo que necesitamos”, sostuvo el canciller argentino, Jorge Faurie.

Desafíos modernos
Según una crónica del matutino porteño La Nación, el jerarca instó además a los países del bloque a impulsar la modernización “en un mundo complejo que representa oportunidades y desafíos”, y a no quedarse “en el voluntarismo”.
En tanto, en otra alocución, Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, repasó algunos de los resultados de la presidencia pro-témpore de la Argentina, que finalizará hoy con el traspaso del mando a Brasil. “La agenda externa se mantuvo muy activa. Tuvimos encuentros con representantes de EFTA (que integran Suiza, Islandia, Noruega y Liechtenstein), Canadá y Corea”, explicó el jefe del equipo negociador de la Argentina.
“El primero podría resolverse en agosto, mientras que en el segundo caso la expectativa está puesta en el primer trimestre del año que viene”, informó La Nación.