Maniataron a un sobrino para robar una garrafa

 

El magistrado Penal de 4º Turno dispuso la condena de Gabriel Alberto Núñez Vila, de 29 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de hurto agravado en concurso fuera de la reiteración con un delito de privación de libertad a la pena de veinticuatro meses de prisión, con descuento de la detención sufrida.
La pena se cumplirá de la siguiente manera: quince meses de prisión efectiva, nueve meses bajo el régimen de libertad vigilada, con las obligaciones de residir en domicilio específico, presentarse una vez por semana en la Seccional Policial mas próxima a su domicilio, estar sometido a vigilancia por la OSLA, cumplir con su oficio y prohibición de acercamiento y comunicación con la victima por un radio de 50 metros.
En horas de la mañana del día 10 la Policía recibió una denuncia por parte de una mujer sexagenaria que se domicilia en barrio Cerro Pelado y cuyos nietos viven en una casa lindera con el fondo de la suya. Hacia las 9 horas su nieto menor de edad le expresó que en la madrugada sus tíos (hijos de la denunciante) habían ingresado a su domicilio y se llevaron una garrafa de 13 kg. Ante la resistencia del menor, los hombres lo ataron en una silla de pies y manos cubriéndole la boca. Horas mas tarde despertaron los otros habitantes de la casa y liberaron a la víctima, que contó lo ocurrido a la denunciante.
Luego de realizado el trámite de rigor, la Fiscalía dispuso la requisitoria de ambos sujetos. Uno de ellos fue atrapado cuando caminaba por la avenida Ferreira Aldunate.