Más de cincuenta familias del barrio Brisas del Bosque en San Carlos accedieron a energía eléctrica

En cada vivienda hay un contador de UTE y la empresa define tarifas especiales en función del programa social del Mides que asista a cada beneficiario

El Plan de Inclusión Social de UTE posibilitó el acceso al servicio de energía eléctrica a cincuenta y una familias del barrio Brisas del Bosque, en San Carlos. La obra, por casi 3.500.000 pesos, se realizó en un trimestre e incluyó, además de la instalación eléctrica en los domicilios, trabajo social.
En el acto de inauguración de las obras, la presidenta de UTE Silvia Emaldi describió las acciones iniciadas hace tres meses por el equipo de UTE, integrado por asistentes sociales e ingenieros, en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop) y la Intendencia de Maldonado.
La jerarca destacó la colaboración de Inacoop, porque las conexiones dentro de las viviendas fueron realizadas por cooperativas e informó que UTE y este organismo actualizaron el convenio que las liga para incrementar la cantidad de conexiones que realizan anualmente. De esta forma, las regularizaciones aumentarán de 7.000 a 10.800.
“Las regularizaciones determinan que las familias accedan a energía eléctrica segura para evitar accidentes graves o fatales”, dijo Emaldi, quien explicó que en cada vivienda hay un contador de UTE y que la empresa define tarifas especiales en función del programa social del Mides que asista a cada beneficiario.

Obras
El Plan de Inclusión Social implicó la adecuación de las redes y la conexión del medidor de energía sin costo, la entrega de elementos de seguridad para la instalación eléctrica o adecuación interior de la vivienda, además del asesoramiento individual, a fin de mantener un consumo acorde a las posibilidades de pago. También se realizaron talleres para los usuarios sobre el uso seguro y eficiente de la energía eléctrica, con entrega de material educativo.
La obra física comprende un tendido de 250 metros de línea de media tensión, un kilómetro y medio de baja tensión, una subestación aérea, con la instalación interior completa. El costo de la regularización fue, aproximadamente, 3.500.000 pesos.
La canasta que se entregó a las familias está compuesta por lámparas eficientes y publicaciones acerca de seguridad y consumo eficiente. Las unidades de atención social realizan un relevamiento para continuar el próximo año con obras en otros barrios de Maldonado.