privados

El aeropuerto “Punta del Este” de Laguna del Sauce es la entrada de los personajes importantes que llegan a la zona. Su actividad se divide en aviación comercial  y en la aviación general. La primera abarca a las aeronaves comerciales que unen a Punta del Este con distintas ciudades de la región.

En los primeros días de enero de cada año, el costo de la flota estacionada en la plataforma de Laguna del Sauce es de centenares de millones de dólares.

Empero, la segunda por cantidad y calidad, convierte a la terminal aeroportuaria esteña en la de mayor operación de los vuelos privados.

Por el aeropuerto esteño han pasado personajes de todo tipo. Unos años atrás una foto de Ricardo “Chango” Figueredo se transformó en tapa de la revista “Hola” de España. El reportero gráfico de El País capturó al expresidente del gobierno español, Felipe González, abrazado con su nueva pareja. González y su novia llegaron a la terminal en el avión del multimillonario mexicano Carlos Slim, hoy golpeado por la crisis financiera.

El viernes pasado los funcionarios de la terminal área se toparon con un señor alto y con bigote pronunciado que arrastraba sus maletas mientras realizaba los trámites aduaneros y de migraciones. Vicente Fox, el ex presidente mexicano, llegó en un vuelo comercial desde Buenos Aires. Ni siquiera pasó por la sala vip. Con su maleta a cuestas, el ex mandatario mexicano pasó por delante de un televisor que anunciaba al mundo la captura de su compatriota Chapo Guzmán.

Un rato antes, otro ex mandatario pasó por el mismo lugar. El chileno Sebastián Piñera hizo el mismo recorrido que su colega mexicano. Ambos llegaron a la zona para dictar una conferencia organizada por un banco internacional.

El magnate de la vestimenta de los Estados Unidos, Kenneth Cole, fue otro de los ilustres desconocidos. Cole llegó en el más absoluto de los anonimatos. Como los dos anteriores pasó por el aeropuerto.

De todas partes vienen

Los fotógrafos argentinos que cubren la temporada de verano tenían sus teleobjetivos puestos en los personajes de su país que alegran el verano esteño. Los paparrazzis argentinos estuvieron muy ocupados tomando imágenes de cuanto famoso de su país pasó por el aeropuerto esteño. Desde Susana Gimenez y Marcelo Tinelli hasta la mediática Carolina “Pampita” Ardohain.

Quizás, por esta razón pasaron por alto la presencia de la empresaria italiana Margherita Missoni, integrante de una de las familias más importantes de la industria textil de su país. Missoni fue huésped de la italiana Paola Marzotto, multimillonaria italiana y consuegra de la mismísima Carolina de Mónaco. Otro italiano conocido, Giuseppe Cipriani pasó por el aeropuerto acompañado de la modelo Naomi Campbell, quien eligió la zona rural de La Barra para recuperarse de una operación de cadera y de la ruptura con su novio ruso.

Contenido publicitario