El Ministerio de Defensa Nacional anunciará este viernes el remate de 85 vehículos administrativos de unidades ejecutoras de la Secretaría de Estado y de las tres fuerzas, que representan un 20% de la flota. Se trata de la primera instancia de una acción de este naturaleza, que puede ampliarse en el futuro, se anunció.
Al inicio de su gestión, el ministro Javier García había adelantado una disminución del número de automóviles y camionetas administrativas de la órbita del ministerio, y solicitó a los fuerzas y unidades ejecutoras una lista con los vehículos a desafectar.
“La actual administración se encontró con un parque automotor de 418 vehículos”, había señalado García, lo que calificó como una “cifra exagerada’”. “No conocemos las razones de las administraciones pasadas para comprar tanto auto. Parece una inmensa automotora. Tenemos que hacer las adecuaciones necesarias en el manejo de los dineros públicos, así que se hará una reducción de entre el 20 y 30% para empezar”, señaló el secretario de Estado, cuando a mediados de abril se suscribió un convenio con la Asociación de Rematadores del Uruguay para realizar los remates.
El remate de los vehículos se da en el marco de las políticas de austeridad en el gasto público, y tras la tarea de la Dirección General de Secretaría de Estado, que procedió a realizar un relevamiento de la flota de vehículos administrativos.
De acuerdo al estudio que se ha realizado, la disminución de la flota tiene asociado un ahorro del combustible. En el año 2019 el Ministerio de Defensa Nacional gastó en estos rubros un USD 10.962.000.

Contenido publicitario