POLICE

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, informó que antes de terminar el quinquenio se duplicará la cantidad de policías destinados a trabajar en las unidades especializadas en violencia doméstica. Por otra parte, detalló que 1.200 personas ya ingresaron al sistema de protección de tobilleras en cuatro departamentos, herramienta que se extenderá a todo el país. El Ministerio del Interior dijo en el Consejo Nacional de Género, evento que se realizó este martes, Día Internacional de la Mujer, que hace tiempo el organismo que preside trata de demostrar su compromiso en la búsqueda de igualdad de derechos y oportunidades entre varones y mujeres.

“Un verdadero compromiso no se traduce solo en lo que decimos sino también en lo que hacemos, por eso contamos con una institucionalidad cada vez más fortalecida para la incorporación de la perspectiva de género en las políticas de seguridad y en la gestión y desarrollo humano”.

En tal sentido, el ministerio presenta cada 8 de marzo los avances y los desafíos para el siguiente año, con “esfuerzos cada vez más coordinados y complementarios que aportan a la premisa Más Igualdad, Compromiso de Estado”.

Compromiso

Desde noviembre, el Gobierno cuenta con un Plan de Acción Por una Vida Libre de Violencia de Género con una mirada generacional para el período 2016 – 2019, que es una herramienta interinstitucional e intersectorial que plasma el compromiso en la prevención, reparación, respuesta y combate a la violencia basada en género.

El funcionario precisó que es imperiosa la necesidad de consolidar una política pública nacional que permita prevenir, enfrentar, reparar y reducir la violencia basada en género en todas sus manifestaciones. “No es posible que se siga asesinando a mujeres por el solo hecho de ser mujer”, afirmó.

Bonomi señaló que si se coordinan todas las acciones, los homicidios tienen que disminuir al igual que las muertes por violencia doméstica y por violencia basada en género. Destacó que entre las nuevas estrategias para este período se destaca el sistema interinstitucional de respuesta integral a la violencia basada en género.

Explicó que cuando hay referencia a la respuesta integral, es necesario preguntarse si los instrumentos legales existentes son suficientes, acordes y eficaces. En tal sentido consideró necesario contar con una ley integral que incorpore las recomendaciones de los organismos internacionales y aborde el problema en sus distintas manifestaciones desde todos los ángulos posibles para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia basada en género.

En una sociedad patriarcal como la uruguaya son muchas las resistencias y las críticas, pero la discusión ha sido seria, sin posturas reduccionistas, dijo el ministro.

Bonomi dijo que su ministerio profundizó los esfuerzos con la División de Asuntos Sociales para mejorar los mecanismos de detección y orientación para mujeres, niños, niñas y adolescentes en situación de violencia basada en género. En tal sentido se creó el Servicio de Género y Salud con la correspondiente jerarquización de la temática al depender de la Subdirección Nacional Técnica.

El Servicio de Género y Salud nuclea a los servicios de atención especializados. Con este mecanismo se está en la base de la implementación de un modelo de atención más adecuado para atender a policías que sufren o ejercen violencia doméstica en el marco de la implementación del decreto 111/15, así como de los niños y adolescentes a nivel nacional.

La meta es llegar a cada vez más policías y sus familias por lo que se están fortaleciendo los equipos con incorporación de personal.

 

Las tobilleras

Con respecto a los sistemas de protección las tobilleras electrónicas se encuentran activas en los cuatro departamentos que nuclean la mayor cantidad de habitantes del país. Desde la puesta en funcionamiento de esta herramienta han ingresado al programa más de 1.200 personas. El ministro sostuvo el compromiso de ampliar la cobertura al resto de los departamentos del país.

La nueva Ley Orgánica Policial establece con la nueva organización de las jefaturas divididas en zonas, el aumento de la cantidad de unidades especializadas en violencia doméstica y de género. Respecto a la infraestructura y la logística, la misma se irá mejorando de acuerdo a los protocolos específicos que se diseñaron para brindar una respuesta adecuada a la ciudadanía.

El jerarca mencionó el compromiso de aumentar al menos al doble la cantidad de policías destinados a trabajar en las unidades especializadas en violencia doméstica y de género antes de terminar el quinquenio.

Otro de los temas centrales señalados para el ministro, son la trata y el tráfico de personas y la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, problema que se viene agravando en la región de acuerdo a Naciones Unidas, por lo implica un mayor compromiso, esfuerzo y trabajo.

En ese sentido, el Ministerio del Interior está mejorando los protocolos internos y los de comunicación con las demás instituciones.

La formación, capacitación  y sensibilización continua siendo para el ministerio un eje prioritario y para ello el desafío es sensibilizar a 1.500 policías por año en temas como trata y tráfico de personas, explotación sexual, diversidad y violencia doméstica, aseguró Bonomi.

Fuente: presidencia.gub.uy

 

Contenido publicitario