Mirador X: armas, drogas y siete personas detenidas en San Carlos

 

Un masivo operativo, denominado Mirador x, ejecutado por la Policía en los barrios Asturias y Rodríguez Barrios de la ciudad de San Carlos en la mañana de la víspera permitió el decomiso de armas y de drogas y la detención de siete personas, cinco de ellas con orden de captura emitida en su contra. En los treinta y ocho allanamientos practicados a partir de la salida del sol en la mañana de ayer lunes dejaron al descubierto conexiones irregulares a los servicios de OSE y de UTE. Los procedimientos se prolongaron durante toda la mañana y culminaron en las primeras horas de la tarde de la víspera. Al finalizar los operativos, todos los efectivos y funcionarios de los restantes organismos se dirigieron a la Jefatura de Policía de Maldonado para evaluar el resultado del mismo.
El operativo fue llevado adelante por efectivos de la Jefatura de Policía de Maldonado y de otras reparticiones del ministerio del Interior y fue apoyado por una decena de inspectores de la Dirección General Impositiva. Así los vecinos de los populosos barrios carolinos se despertaron con la presencia de uniformados con camperas con las leyendas impresas en sus espaldas de “Policía Científica” o de la “DGI”, por los clásicos uniformes policiales o por los camuflados de la Guardia Republicana. En medio de los vehículos de asalta también se destacó la presencia de los vehículos de OSE y de la UTE. A medida que los policías irrumpían en las viviendas señaladas, los funcionarios de OSE y de UTE revisaban las conexiones. En tanto, los funcionarios de la DGI practicaron inspecciones en seis locales comerciales de los barrios Asturias y Rodríguez Barrios.

Resultados
El operativo fue dirigido por el jefe de policía Erode Ruiz y por el sociólogo Gustavo Leal. A media jornada se conocieron los resultados del mismo. Siete personas detenidas, fueron incautadas dosis de estupefacientes, 150 mil pesos en efectivo, tres revólveres, una motosierra, una moto que estaba requerida por hurto, una laptop, una escopeta, un DVR con diecisiete cámaras, celulares, 9 pájaros, y otros efectos. Los funcionarios de OSE detectaron dieciséis conexiones irregulares y los de UTE otras diecisiete.
De las actuaciones, como la detención de personas, la incautación de drogas y de otros efectos, la autoridad policial informó a las fiscalías correspondientes del departamento de Maldonado.
El operativo fue ejecutado por efectivos de la Jefatura de Policía de Maldonado, de la Dirección Nacional de Policía Científica, la Dirección Nacional de Guardia Republicana, la Unidad Aérea de la Policía Nacional y del Área de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior.

El comunicado
El Ministerio del Interior informó que el operativo Mirador X, que se viene desplegando en San Carlos, está “dirigido a desestructurar una organización criminal vinculada al narcotráfico y a un conjunto amplio de actividades ilegales”.
“El operativo implica la realización de 39 allanamientos simultáneos y la inspección de emprendimientos económicos por parte de un equipo especializado de la DGI. A su vez, se realiza un relevamiento del acceso a los servicios públicos de energía eléctrica y agua potable a cargo de un equipo de técnicos de UTE y OSE”, expresó la cartera en una comunicado. “El operativo, que moviliza a 150 policías, es llevado adelante por personal de la Jefatura de Policía de Maldonado con el apoyo de la Dirección Nacional de Policía Científica, la Dirección Nacional de la Guardia Republicana, la Unidad Aérea de la Policía Nacional y el Área de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior. El tránsito en buena parte de la ciudad ha sido modificado y se ha restringido la circulación en los barrios Amorín y Rodríguez Barrios así como también en la costanera del arroyo San Carlos”, se indicó.

Denuncia
Camila Suárez vive con su esposo y su hija en una vivienda del barrio Rodríguez Barrios. La casa fue construida encima de la vivienda de su suegra. En el mismo predio se levanta la casa de un tío de su esposo. A primera hora de ayer, varios efectivos ingresaron a la vivienda y ordenaron tanto al esposo como a la dueña de casa que se arrojaran al piso. “Estoy embarazada de seis meses”, se quejó Suárez. En una cuna descansaba la hija de tres años del matrimonio. “Nos rompieron la puerta, incluso arrancaron un pedazo de marco. No tendrían que haber entrado así. Ni siquiera nos mostraron la orden de allanamiento”; agregó la dueña de casa. “Quiero que me paguen los daños y que me pidan perdón. Bastaba con golpear la puerta para que mi esposo les abriera la puerta. Nosotros nunca tuvimos ningún problema”, dijo. “Cuando fuimos a radicar la denuncia a la Comisaría no pudimos hacerla porque se había caído el sistema. Así nos dijeron”; agregó.

Foto: Ministerio del Interior