El pasado miércoles 21 de marzo el Municipio de San Carlos colocó cartelería en el predio del Molino Lavagna en la que exhorta a la población a mantenerse alejada de la edificación debido a que la misma se encuentra en peligro de derrumbe. Se construyó además alrededor del edificio, un cerco de hormigón para prohibir el paso.
Desde el Municipio informaron a Correo de Punta del Este que según arquitectos y especialistas consultados, una reforma del antiguo Molino Lavagna sería inviable por la antigüedad de la estructura que fue construida en 1884 con fines industriales. El histórico edificio que le da el nombre al barrio donde se encuentra, tiene una vieja estructura de ladrillo pero carece de vigas, columnas y una base de hormigón.
Según informó Alba Rijo, alcaldesa de la ciudad carolina, técnicos especializados hicieron un relevamiento del estado del edificio y realizaron un informe con ingenieros y arquitectos en el que determinaron prohíbir el ingreso. El predio del parque, lindero al puente y al arroyo Maldonado está libre de peligro.
Respecto al futuro del ex molino del italiano Ignacio Lavagna, informaron desde el Municipio que después de Semana de Turismo se realizará una reunión para discutir de qué forma se afrontará la situación.

Contenido publicitario