Hoy sábado en horas del  mediodía fue encontrada sin vida una mujer de 64 años en su domicilio del barrio Scalone. Había sido golpeada fuertemente en la cabeza.  Su hijo había denunciado que no veía a su madre desde hacía dos días, por lo que la Policía ingresó a la casa. El cuerpo estaba en el dormitorio y la puerta de entrada de la casa estaba rota. El hijo vivía en los fondos de la vivienda, frente a un conocido prostíbulo. Según el parte policial, la dueña de casa sufría del síndrome de diógenes. La policía incautó las cámaras de seguridad del lugar para intentar aclarar el caso. Hay tres personas detenidas que están siendo interrogadas por efectivos policiales.

Contenido publicitario