Una mujer de iniciales C.Y.F.N., de 21 años, fue condenada como autora penalmente responsable de un delito de desacato por incumplimiento de medida cautelar, a la pena de tres meses de prisión, con descuento de la detención sufrida y siendo de su cargo las prestaciones accesorias legales de rigor. Entre otras medidas tiene prohibido comunicarse por cualquier vía o acercarse en un radio de 500 metros a la víctima, a su domicilio y a su lugar de trabajo y además deberá portar dispositivo de monitoreo electrónico, más conocido como tobillera.
Personal del Centro de Comando Unificado, a través de las cámaras de video-vigilancia, vieron a dos personas discutiendo en la Peatonal Sarandí. En el transcurso de la discusión la mujer comenzó a agredir al hombre. Al ser trasladada a dependencias policiales resultó que la joven ya contaba con medidas cautelares de prohibición de acercamiento hacia su ex pareja, que a la vista no estaban siendo cumplidas.

 

Contenido publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre