El Magistrado penal de turno dispuso la condena de Claudia Erika Vidal Díaz, de 26 años, poseedora de antecedentes penales, como autora penalmente responsable de un delito de violación de domicilio agravado en concurso fuera de la reiteración, con un delito de hurto en grado de tentativa, a la pena de diez meses de prisión, con descuento de la detención sufrida.
Días atrás se solicitó la presencia policial en calles Manduy y Cárdenas, donde había una detención ciudadana. Una vez en el lugar se constató que un hombre había retenido a Vidal Díaz mientras intentaba robar de su vehículo. Los efectivos la trasladaron a dependencias policiales y posteriormente ante la justicia competente, con el resultado de marras. Luego se supo, además, que estaba incumpliendo su arresto domiciliario nocturno impuesto por otro ilícito.

Contenido publicitario